Universo Blaugrana

Leo Messi, en una imagen de archivo | EFE

Leo Messi, en una imagen de archivo | EFE

Las reuniones de Messi tras la cumbre de su padre con Bartomeu

El delantero argentino sigue planteándose su futuro, y en estos momentos no hay ninguna puerta cerrada

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

03.09.2020 18:14h Actualizado: 03.09.2020 18:17 h.

2 min

Horas ajetreadas en casa de Leo Messi. El futuro del futbolista argentino sigue siendo una completa incógnita. Sin embargo, tras la reunión del pasado miércoles entre su padre y representante, Jorge, y el presidente del FC Barcelona, Josep María Bartomeu, cada vez coge más fuerza la opción de que continúe, durante como mínimo un año más, en el Camp Nou. 

El entorno del 10 se está encontrando ante un Barça impasible, y cerrado por completo a negociar su salida. Solo le ofrecen renovar por dos años más con subida de sueldo incluida, o marcharse pagando la cláusula de rescisión de 700 millones. La alternativa de pedir el transfer a la FIFA está practicamente descartada, ya que comportaría una batalla legal que los Messi tiene muchos números de perder. 

Jorge Messi en una imagen de archivo / EFE

Jorge Messi en una imagen de archivo / EFE

El capitán azulgrana se ha encontrado ante un camino sin salida. Así se lo ha hecho saber esta mañana su padre, en una reunión de casi una hora donde han barajado sus opciones y posiblemente han tomado una decisión definitiva, que podrían anunciar en las próximas horas. Los Messi son cada vez más pesimistas ante su posible marcha, y ya han empezado a evidenciar que su continuidad es la alternativa más probable en estos momentos

¿Cómo está Messi?

Por su parte, Leo Messi, en un silencio sepulcral desde hace semanas, solo está dispuesto a dar la cara ante una decisión definitiva. Tras enviar el burofax al club, ha pasado gran parte del tiempo en su casa. No se presentó a las pruebas PCR ni a los primeros entrenamientos. Su hogar es su lugar seguro, donde reflexionar. 

Sus grandes acompañantes en estos momentos están siendo su compañero Luis Suárez y Pepe Costa, empleado del club y persona de la máxima confianza del argentino. Son númerosas las reuniones que han tenido estos días, e incluso este jueves se les pudo ver desconnectar, jugando a pádel. Un poco de deporte antes de la cumbre que tuvo con su padre.

Sin duda, tanto el Barça como el propio Messi; y por encima de todo los aficionados, están deseando que llegue el final de este culebrón que se está extendiendo demasiado, y que tiene muchos números de acabar como empezó: con el 10 vistiendo la elástica azulgrana. Eso sí, quedarse no implicará que se retire en el Camp Nou, y podría solo alargar lo inevitable

 
Hoy destacamos