Universo Blaugrana

Leo Messi, celebrando con Jordi Alba un gol ante el Athletic | FCB

Leo Messi, celebrando con Jordi Alba un gol ante el Athletic | FCB

El Rey de Copas se pega un atracón a costa del Athletic

El Barça de Koeman, campeón de la Copa tras una segunda mitad de ensueño

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

17.04.2021 23:25h Actualizado: 18.04.2021 00:38 h.

2 min

¡El Barça de Koeman es nuevo campéon de la Copa del Rey! Los blaugrana arrollaron al Athletic (0-4) en una segunda mitad de ensueño, y confirmaron todavía más su corona en el torneo del KO. La primera mitad fue un asedio de los culés pero sin gol. Y es que parece que se reservaron todos los tantos para una segunda mitad en la que Messi, por partida doble; De Jong y Griezmann certificaron un título épico, que les da fuerzas de cara al final de Liga. 

Asedio sin gol

El Barça de Koeman se enfrentaba a un final de Copa del Rey donde se jugaba más que un título. En el choque contra los Leones estaba en juego tanto el futuro de Messi y Koeman, como el poder afrontar con garantías el final de Liga. En este sentido, el técnico holandés no se complicó y apostó de inicio por su once más experimentado, con Piqué y Griezmann de titulares. 

Desde el primer minuto, los culés evidenciaron las ganas de levantar un nuevo trofeo, tras un año en blanco. El cuadro catalán se hizo amo y señor desde el primer instante, dominando por completo el balón y amenazando de forma constante la portería de los rojiblancos. De Jong, con un disparó que se estrelló al palo, fue el primero en avisar ante un Athletic que poco pudo hacer ante el asedio blaugrana. 

Leo Messi, lamentando una ocasión ante Unai Simón | EFE

Leo Messi, lamentando una ocasión ante Unai Simón | EFE

Un dominio que se acentuó todavía más con el paso de los minutos. Sin embargo, esta superioridad no se materializó en goles, sobre todo por culpa de la armadura defensiva planteada por los de Marcelino. Al descanso, los de Koeman no se sentían amenazados pero tampoco conseguían certificar por la vía rápida el triunfo. 

Festival en unos 45 minutos dorados

Tras el paso por los vestuarios, el guión fue el mismo por el Barça todavía puso una marcha más a sus ataques. En este sentido, los culés avisaron a primeras de cambio de forma reiterada. Busquets y Griezmann tuvieron dos ocasiones claras, pero se encontraron con un enorme Unai Simón. No obstante, la sensación era que la llegada del gol era cuestión de tiempo. Y así fue. 

Griezmann fue el encargado de poner la primera piedra a la victoria blaugrana. El Principito aprovechó una enorme asistencia de De Jong para adelantar los blaugrana, ante su víctima favorita. Con el primero, no tardaron en llegar más goles. Pocos minutos después, fue De Jong el que duplicó la ventaja, tras una gran asistencia de Jordi Alba. El holandés se desató como una pieza determinante en el triunfo. 

Leo Messi, celebrando un gol ante el Athletic | EFE

Leo Messi, celebrando un gol ante el Athletic | EFE

Entonces, se unió a la fiesta Leo Messi. El argentino, que estuvo muy activo durante todo el encuentro, anotó un tercer tanto antológico, tras una tremenda combinación de nuevo con De Jong. Y puso la guinda poco después, al definir a la perfección la tradicional asistencia de su amigo Jordi Alba. Doblete del 10, que mostró su sonrisa con sus compañeros y evidenció que cada vez está más cómodo en Barcelona

Los cuatro goles en menos de 20 minutos destrozaron al Athletic, que no levantó cabeza y se limitó a intentar evitar que llegase la manita. Algo que consiguieron, gracias a que el VAR invalidó un nuevo gol de Griezmann por fuera de juego. El Barça, el rey de Copas, sumó su 31º Copa del Rey y dio un verdadero golpe sobre la mesa. Tras un torneo en que la épica se alineó con los blaugrana, sumaron un título que les da oxígeno en una temporada extremadamente compleja, y que les da vida para la Liga. 

 
Hoy destacamos