Universo Blaugrana

Riqui Puig, en una acción contra el Celta | EFE

Riqui Puig, en una acción contra el Celta | EFE

Riqui Puig lideró un centro del campo inédito en Balaídos

El de Matadepera completó un buen encuentro ante el Celta de Vigo

Pau Beya Acero @pbeya96

29.06.2020 02:16h

1 min

La Liga se pone cada vez más complicada para el FC Barcelona. La victoria del Real Madrid en Cornellà-El Prat frente al Espanyol, sumada al empate de los azulgranas en Balaídos, deja a los de Setién en una situación muy comprometida. Deben ganarlo todo y esperar que la entidad de Chamartín se deje tres puntos en las seis jornadas que quedan.

El Barça completó un buen encuentro frente al Celta de Vigo, aunque le acabó sirviendo de poco. El error de Rakitic y la genialidad de Aspas dejaron sin dos puntos vitales al club catalán. Llevó el ritmo del partido y dominó durante los 90 minutos, pero fue incapaz de cerrar el resultado.

Nota positiva

Pese al empate final, no todo fueron malas noticias en Balaídos. Una de las mejores fue, sin duda alguna, la confirmación de que Riqui Puig tiene mucho futuro en el FC Barcelona. Setién le dio la titularidad por primera vez en Liga y el canterano de Matadepera respondió a la confianza con un gran rendimiento.

Messi y Riqui Puig celebran el gol de Luis Suárez / EFE

Messi y Riqui Puig celebran el gol de Luis Suárez / EFE

Ni el físico ni la inexperiencia fueron un impedimento para que Riqui brillara. Se hizo con la batuta del equipo desde el primer minuto y aceleró la jugada cada vez que el balón pasaba por sus pies. Tiene ese don innato de elegir -casi- siempre la mejor opción de pase posible. Y eso, en un equipo como el Barça, es una bendición.

Llevó de cabeza a Okay, Brais y compañía en los 86 minutos que estuvo sobre el terreno de juego. Su frescura vino bien a un Barça que había estado algo atascado en la creación en los últimos encuentros. Si Setién cumple con su palabra y él mantiene su nivel, debería ser importante en esta recta final de la temporada.

Inédito

Riqui Puig fue el líder de un centro del campo inédito. Con Busquets sancionado, Frenkie de Jong lesionado y Arthur con la cabeza en Turín, el preparador cántabro solo contaba con Vidal y Rakitic como centrocampistas del primer equipo. Para complementar al croata y al chileno, eligió a Riqui.

Riqui Puig, en un entrenamiento del Barça | FCB

Riqui Puig, en un entrenamiento del Barça | FCB

El de Matadepera está siendo una de las mejores noticias del FC Barcelona tras el parón por el coronavirus. Tiene esa frescura y esa ilusión tan necesarias en un equipo al que a veces parece no motivar nada.

 
Hoy destacamos