Universo Blaugrana

Sergio Busquets, intentando frenar un contragolpe de Darder / EFE

Sergio Busquets, intentando frenar un contragolpe de Darder / EFE

Sacrilegio en Cornellà: los tres cracks del Barça que se van retratados

No estuvieron a la altura y sus malas decisiones contribuyeron a que el equipo no pudiera ganar en Cornellá

Carlos Domínguez @CarlosDomnguez1

14.02.2022 11:55h

2 min

Sergio Busquets, Gerard Piqué y Eric García. Por unos motivos o por otros, no dieron la talla en el derbi ante el Espanyol y contribuyeron, por desgracia, a que el FC Barcelona no pudiese llevarse los tres puntos del feudo blanquiazul. En este cupo de señalados podríamos incluir también a Xavi Hernández. El egarense no supo leer el encuentro en la segunda mitad y, aunque tuvo una buena reacción dando salida a delanteros como Aubameyang y Luuk de Jong, no acertó a la hora de sacar del campo a Frenkie de Jong y Gavi.

Busi no debió acabar el partido

A lo largo del partido hubo errores defensivos y desconexiones de todo tipo, pero resulta incomprensible que Sergio Busquets jugase todo el encuentro y el descuento mientras que jugadores más dinámicos y con más energía como Gavi y Frenkie fueron relevados del campo. Con la autoridad y las jerarquías no se ganan los partidos, sino con la intensidad. Y la calidad del de Badia lleva siendo indudable desde hace más de una década, pero eso no quita que el centrocampista de 34 años ya no esté físicamente para un duelo de idas y venidas a máxima intensidad.

Las carencias de Eric

Cuando Frenkie de Jong se fue del campo, las pinzas que sostenían al equipo desaparecieron y, con ello, empezaron a aparecer los desajustes de Piqué y Eric García en la zaga. El canterano de 21 años quedó retratado ante un pase por alto de Sergi Darder, en el que tenía toda la ventaja, y que acabó en las botas de Raúl De Tomás para lamento de todos los culés. El delantero perico no dudó a la hora de pulverizar a Ter Stegen y poner el 2-1 en el electrónico, dejando en mal lugar a un Eric García que no es la primera vez que sufre errores de concentración de este tipo en el marcaje.

Eric García con el balón en los pies durante un partido del Barça / FCB

Eric García con el balón en los pies durante un partido del Barça / FCB

Piqué perdió la cabeza

El colmo llegó en el descuento, esta vez con Gerard Piqué de protagonista. Con el Barça necesitando de forma urgente un gol que le diese el empate, el veterano central culé entró en el juego de Nico Melamed, cayendo en la trampa con un rifirrafe que le costó la expulsión por segunda amarilla. Piqué se enzarzó en una confrontación física y verbal con el joven perico de 20 años, algo nada propio de un futbolista experimentado y de talla mundial como es él. A sus 35 años, no fue capaz de controlar su temperamento.

El acierto y una pizca de fortuna se alinearon con el Barça en el último minuto, cuando un centro de Adama Traoré fue rematado al fondo de las mallas por Luuk de Jong. Ese gol, el del holandés, sirvió para maquillar el resultado pero no las desconexiones de los tres jugadores retratados del conjunto culé.

Ferran Torres, el cuarto en discordia

Podríamos poner también en el mismo saco a un Ferran Torres que acumula ya varios partidos sin frescura, incapaz de generar ocasiones peligrosas de gol y tampoco de rematarlas al fondo de la portería. La posición de falso nueve en la que Xavi le ha situado en los últimos choques no le está beneficiando, y prueba de ello son las leves críticas que empieza a acumular ya en las redes sociales. A sus 21 años, en cualquier caso, toca darle un voto de confianza y margen de tiempo para que acabe de adaptarse y mostrar su mejor nivel. 

 
Hoy destacamos