Universo Blaugrana

Rakitic, Messi, Suárez y Coutinho felicitan a Dembelé tras su gol en el Real Sociedad-Barça / EFE

Rakitic, Messi, Suárez y Coutinho felicitan a Dembelé tras su gol en el Real Sociedad-Barça / EFE

Los señalados del Barça en la victoria sobre la Real Sociedad

El análisis que debe poner a Valverde en alerta

Redacción Culemanía @culemanias

16.09.2018 18:53h Actualizado: 16.09.2018 22:47 h.

2 min

24 horas después de la victoria del Barça frente a la Real Sociedad quedan diversos temas candentes sobre la mesa. Algunos de especial enjundia.

Los pupilos de Valverde vencieron en Anoeta, pero no convencieron. El partido, especialmente durante el primer tiempo, fue malo. Falto de chispa, el conjunto azulgrana apenas generó peligro.

Es una obviedad que llevar a cabo distintos cambios en el centro del campo ponen en riesgo el sistema. Si no está Busquets, al menos Rakitic debe contar con uno de sus acompañantes habituales.

Ni Sergi Roberto, ni Rafinha lo son. Y ahí radicó buena parte de los problemas del equipo: la construcción no era fluida. Son jugadores más pendientes de no perder el balón que de generar.

El centro del campo hizo aguas

La confianza que todavía no tiene para afrontar un partido tan exigente se convirtió en una apuesta altamente arriesgada que estuvo a punto de salir mal. Ter Stegen salvó los muebles.

Por este motivo, Rafinha y Roberto son los principales señalados. El brasileño debe ir ganando confianza si así lo estima el técnico en segundas partes.

Sergi no es una mala opción para el medio, pero todavía está verde. Si juega en esa posición debe hacerlo preferiblemente con Busquets y Rakitic a su lado.

Semedo, el peor

Pero estuvo todavía Nelson Semedo. Un futbolista que no termina de interiorizar los automatismos del juego posicional azulgrana. Es un lateral veloz y con desborde, pero de eso no se vive en can Barça. Probablemente fue el peor del partido.

Dembelé y Luis Suárez se salvan por que anotaron dos goles de oportunismo, buenos para su confianza. Sin embargo, la realidad es que siguen lejos del nivel que se les exige. Precisamente, el entendimiento entre ellos es complicado.

Dembelé pierde muchos balones tontos y suele tomar decisiones incorrectas. Suárez recibe menos balones en parte por ese motivo y cuando las toca también toma peores decisiones.

Los delanteros, imprecisos

Ni siquiera brilló Leo Messi, desaparecido en buena parte del partido. El hecho de no tener jugadores con los que se asocie fácilmente le dificulta participar generando peligro.

Rakitic tampoco tuvo su mejor día. Le tocó hacer de Busquets, y eso siempre es tarea difícil. Nadie lo hace tan bien como el de Badía. Al compartir el medio con Roberto y Rafinha sufrió mucho.

Por último, hay que destacar el papel testimonial de Jordi Alba. Trató de participar pero tampoco tuvo el acierto de su lado.

 
Hoy destacamos