Universo Blaugrana

Sergi Roberto en acción durante el partido contra el Olympique de Lyon / EFE

Sergi Roberto en acción durante el partido contra el Olympique de Lyon / EFE

Sergi Roberto es el nuevo Rabiot para el Barça

El de Reus volvió al centro del campo en el partido contra el Olympique de Lyon

Pau Beya Acero @pbeya96

23.02.2019 13:56h Actualizado: 25.02.2019 10:51 h.

2 min

Sergi Roberto está muy cerca de volver a sus orígenes. Formado en las categorías inferiores del FC Barcelona en la posición de interior, Luis Enrique lo reconvirtió a lateral tras la salida de Dani Alves el verano de 2015. Desde entonces ha ocupado el carril derecho y ha olvidado sus tareas de centrocampista.

Las retomó en el Parc OL. El de Reus fue titular por delante de un Arturo Vidal que lo había jugado todo después de la lesión de Arthur Melo. A nivel defensivo ayudó a Nelson Semedo a frenar las internadas de Ferland Mendy y a nivel ofensivo tuvo mucha participación en el juego barcelonista.

Es una alternativa real para Ernesto Valverde, que en la rueda de prensa previa al encuentro ante el Sevilla sentenció que "Sergi Roberto es centrocampista". No jugaba en esa posición desde principios de temporada, pero no hay duda que por aptitudes es un futbolista que puede triunfar en la medular culé.

Un interior con ADN Barça

No hay que olvidar su amplia formación en las categorías inferiores del club, algo que le permite conocer todos los automatismos de la escuela azulgrana. Su rigor táctico para estar siempre bien colocado y su gran toque de balón para mantener la posesión y ejecutar el fútbol control le sitúa con más perfil Barça que Arturo Vidal, que es un futbolista bastante más anárquico.

Una foto de Sergi Roberto durante el partido frente al Getafe / EFE

Una foto de Sergi Roberto durante el partido frente al Getafe / EFE

Además, gracias a sus cuatro años como lateral ha adquirido un gran recorrido que le permite dar amplitud y profundidad a la banda derecha azulgrana, aunque juegue en el centro del campo. Los únicos peros para que no formara parte de la medular serían la falta de fuerza física para la contención y su menor calidad con el balón en los pies en comparación con otros compañeros.

Otra de sus virtudes es la versatilidad. No solo puede ejercer de interior sino que más de una vez ha ocupado el puesto de Sergio Busquets, algo que actualmente no es una urgencia pero sí lo será si finalmente Ivan Rakitic abandonara el Camp Nou durante el próximo mercado de verano.

Semedo le empuja al centro del campo

El portugués ha dado un enorme paso adelante durante esta temporada y ha demostrado una gran fiabilidad defensiva y cada vez más proyección en ataque, que era su punto débil. Ya le ganó la batalla por el puesto en el once en el último clásico copero y hoy por hoy parece que es el favorito de Valverde para ocupar el carril derecho.

Semedo jugando con el Barça contra el Valencia / EFE

Semedo disputa un balón con Lato durante el último Barça- Valencia / EFE

Si a la progresión de Semedo sumamos que el Barça cuenta con Emerson Wagué como candidatos para ocupar la banda derecha en un futuro próximo, la mejor opción para que Sergi Roberto siga siendo importante en el sería su retorno al centro del campo.

Si a sus aptitudes sumamos que el Barça por fin cuenta con un lateral derecho puro no hay impedimentos para que Sergi Roberto vuelva a la posición donde brilló cuando daba sus primeros pasos en el fútbol.

 
Hoy destacamos