Universo Blaugrana

Sergiño Dest, en una acción contra el Getafe | EFE

Sergiño Dest, en una acción contra el Getafe | EFE

Sergiño Dest, de más a menos contra el Getafe

El lateral estadounidense fue titular por primera vez en el conjunto azulgrana, y dejó buenas sensaciones

Redacción Culemanía @culemanias

18.10.2020 15:44h Actualizado: 18.10.2020 15:45 h.

1 min

Uno de los nombres propios de la derrota del Barça ante el Getafe en el Coliseum Alfonso Pérez fue Sergiño Dest. El lateral estadounidense fue titular por primera vez en el conjunto azulgrana, aunque lo hizo desde una posición que no es la idónea para él: desde el lateral izquierdo. 

La baja de Jordi Alba obligó a Ronald Koeman a colocarle a pierna cambiada, y elegirle por delante de un Junior Firpo que salía de lesión. Dest mostró buenas sensaciones, especialmente en la primera mitad, y manifestó muchas de las características por las que el técnico holandés se encaprichó con él. 

Pese a jugar por la izquierda, demostró ser un jugador con clara inercia ofensiva. Lo intentó siempre que pudo en una banda que compartió con un poco eficaz Dembelé. El estadounidense pagó la falta de confianza de El Mosquito, que no le buscó en ningún momento cada vez que le doblaba. Aún así, estuvo cerca de combinar con Messi y asistir al argentino para el gol del Barça, pero el tiro impactó contra el palo. 

De más o menos

Asimismo, también hay que destacar que su rendimiento fue notable en defensa. Se las tuvo que ver contra un sucio y mucho más físico Nyom, y lo mantuvo a raya durante todo el choque. Buena nota en el estreno de titular de Dest en el FC Barcelona, que dejó detalles interesantes y demostró que puede convertirse en una pieza importante en el esquema azulgrana y en el lateral que llevan tanto tiempo buscando. 

Nyom, en una acción ante Sergiño Dest | EFE

Nyom, en una acción ante Sergiño Dest | EFE

Intentó llegar a línea de fondo siempre que pudo, y participar en el ataque, a través de pases ofensivos para romper las líneas del Getafe, con un porcentaje de acierto bastante destacable. 

No obstante, también es importante matizar que en la segunda mitad, e igual que todo el equipo, su nivel bajó considerablemente. El hecho de que Koeman metiese a todos sus delanteros, y que el cuadro culé se lanzase a un fútbol más vertical sin un orden aparente, perjudicó al ex del Ajax, que se encontró perdido en el terreno de juego. 

 
Hoy destacamos