Universo Blaugrana

Quique Setién en su llegada a Balaídos / EFE

Quique Setién en su llegada a Balaídos / EFE

Setién, insuficiente en las grandes citas del Barça

El conjunto azulgrana volvió a tropezar en un partido clave por la Liga

Pau Beya Acero @pbeya96

28.06.2020 02:19h

2 min

El FC Barcelona, ahora sí que sí, contra las cuerdas. Con el empate a puntos con el Real Madrid la afición podía confiar en un tropiezo de la entidad de Chamartín, pero el 2-2 del conjunto azulgrana en Vigo frente al Celta complica aún más la lucha por la Liga. El Barça no solo debe ganar todos sus partidos, sino que debe esperar dos empates o una derrota de los de Zidane.

Por enésima vez esta temporada, al equipo catalán se le atragantó un partido fuera de casa. Se puso por delante hasta en dos ocasiones gracias a Luis Suárez, pero no pudo cerrar el partido. Y eso, con un jugador como Iago Aspas enfrente, siempre es peligroso. El lanzamiento magistral de falta del de Moaña hizo perder dos puntos vitales al FC Barcelona.

Los malos resultados lejos del Camp Nou han sido habituales a lo largo de la temporada. Con Valverde se perdió en San Mamés, Granada y el Ciutat de València, además de empatar en Pamplona, Cornellà-El Prat y Anoeta. Se esperaba que Setién pudiera corregir este aspecto, pero nada más lejos de la realidad.

Tropiezos

El técnico cántabro tardó diez días en perder su primer partido fuera de casa. El Valencia pasó por encima del FC Barcelona en Mestalla durante todo el encuentro y acabó logrando, de forma más que merecida, los tres puntos. Maxi Gómez, por partida doble, selló la primera derrota de la era Setién (2-0). Si el resultado hubiera sido un poco más abultado no habría sorprendido a nadie.

Maxi Gómez celebrando el gol del Valencia contra el Barça / EFE

Maxi Gómez celebrando el gol del Valencia contra el Barça / EFE

Menos de dos semanas después llegaría el segundo tropezón, esta vez definitivo. El conjunto azulgrana cayó apeado de la Copa del Rey tras perder en San Mamés ante el Athletic (1-0). Si bien es cierto que el equipo vasco aprovechó una de sus pocas ocasiones, los culés no llegaron a estar cómodos en ningún momento. Tuvieron la posesión, sí, pero sufrieron horrores para crear ocasiones.

Más dura, si cabe, fue la derrota en el Santiago Bernabéu en Liga. Tras una primera mitad igualada, el Real Madrid pasó por encima de los catalanes en los segundos 45 minutos. Vinicius, con algo de suerte, y Mariano, en el añadido, derrotaron al FC Barcelona y le dieron el goal average a los blancos. Goal average que, como se está viendo ahora, puede acabar siendo decisivo.

Diferente

Tras el parón, el Barça ha sufrido dos nuevos tropiezos fuera de casa. Pero diferentes a los de antes de la suspensión de la competición, como mínimo en sensaciones. Los blaugranas dominaron la primera mitad en el Sánchez Pizjuán y apenas concedieron ocasiones a lo largo de los 90 minutos, pero les faltó profundidad y acierto en los metros finales para plasmar su superioridad.

Aspas celebra su gol frente al Barça / EFE

Aspas celebra su gol frente al Barça / EFE

Algo similar ha sucedido este sábado en Balaídos. El FC Barcelona ha llevado el ritmo del encuentro y lo ha dominado a su antojo hasta el 1-2, pero ha sido incapaz de cerrarlo. Al final, entre el error de Rakitic en el primer gol vigués y la genialidad de Aspas en el segundo, los culés se quedaron sin dos puntos que pueden acabar echando mucho de menos.

Setién no ha acabado de dar con la tecla en los partidos decisivos. Los seis que quedan hasta el final de temporada lo serán. Los duelos ante Atlético de Madrid y Villarreal de la próxima semana serán clave para determinar a qué aspira el FC Barcelona en Liga.

 
Hoy destacamos