Universo Blaugrana

Setién y Valverde hablando en la previa del Barça-Betis / EFE

Setién y Valverde hablando en la previa del Barça-Betis / EFE

Setién se come a Valverde en la pizarra del Barça-Betis

El técnico cántabro fue más listo y se llevó el duelo

11.11.2018 19:21h

2 min

Hace unos días escribíamos en Culemanía que el Barça-Betis enfrentaba a dos conjuntos cuyos entrenadores practicaban una misma idea de fútbol. Sin bien a la hora de llevarlo a cabo existen diferencias de cosecha propia, tanto Ernesto Valverde como Quique Setién apostaban por un juego en el que la posesión del balón era la base.

En el partido del Camp Nou, el técnico del Betis ha sido el vencedor (3-4). Sin renunciar a su juego habitual, el conjunto andaluz ha sabido aprovechar las debilidades del Barça y las ha rentabilizado con creces. Cuando los azulgrana ha reaccionado ya era demasiado tarde.

Laterales débiles

El Betis ha vuelto a poner de manifiesto una carencia que afecto al Barça durante el inicio de la temporada y que si bien no se consiguió solucionar, los resultados cosechados hasta la fecha la habían enmascarado. Quique Setién ha sido de lo más avispado al indicar a sus jugadores que atacaran por las bandas, punto flaco azulgrana.

Durante el primer tiempo, el conjunto sevillano ha sabido sacarle partido a cada contraataque, los cuales ha ejecutado de una forma ordena y rápida, cogiendo siempre al Barça a contrapié. A partir de ahí, el balón llegaba a las bandas y se hacía fácil encarar la portería de Ter Stegen.

Valverde se lamenta en el banquillo del Barça / EFE

Valverde se lamenta en el banquillo del Barça / EFE

En este punto destaca la debilidad en el lateral diestro azulgrana, con un Sergi Roberto que ha vuelto a mostrar su pero cara. Si bien el jugador canterano puede funcionar en momento puntuales, sus condiciones físicas no le permiten hacer frente a extremos con capacidad de desborde. De hecho, el primer gol del Betis se ha gestado en esa zona del campo.

Falta de equilibrio

Si bien la flaqueza de los laterales ha sido un punto a favor para el juego de Setién, el desequilibrio entre las líneas del Barça también ha contribuido. Con la vuelta de Messi, los azulgrana podían ganar magia y determinación en ataque, pero a la vez renunciaban a tener equilibrio entre las líneas de juego.

Con Messi, que presiona menos, y con un Malcom al que le falta rodaje, la medular azulgrana ha sufrido ante las acometidas del cuadro andaluz. Si bien el Barça ha arrancado dominando el juego, el Betis los ha ido equilibrando con el paso de los minutos y, pese a no superarlo, le ha bastado para marcharse al descanso ganando por 0-2.

Opción Arturo

Ante la superioridad de los de Setién, Ernesto Valverde ha apostado por retirar a Arthur y dar entrada a Arturo Vidal. Si bien con el medio chileno se podía perder algo de precisión, se ganaba mayor contundencia y control en el centro del campo y más llegada al área desde el centro del campo.

Leo Messi aguanta el Balón en el Barça-Betis / EFE

Leo Messi aguanta el Balón en el Barça-Betis / EFE

En cuanto a control del juego e intensidad en ataque el cambio ha dado sus frutos, pero Quique Setién a actuado en base a defender el resultado y no ha escondido cuando han llegado los goles del Barça. Pese a verse muy presionado, su equipo ha sabido actuar correctamente para mantenerse siempre mandando en el marcador.

Cuando el Barça ha conseguido encontrarse, sobre el césped del Camp Nou se ha visto a dos equipos que juegan al fútbol de una forma muy pareja y como muy pocos hoy en día. En esta ocasión Setién ha salido vencedor.

 

Hoy destacamos