Universo Blaugrana

Leo Messi en un entrenamiento del Barça / FC Barcelona

Leo Messi en un entrenamiento del Barça / FC Barcelona

Los siete fichajes bomba que revolucionan el Barça de Messi

La secretaría técnica azulgrana ya baraja varios nombres de cara el mercado veraniego

Oriol Quintana @urikingkat

04.03.2020 10:23h Actualizado: 04.03.2020 10:27 h.

2 min

Este Barça no acaba de despegar. Se hizo una gran inversión el pasado mercado veraniego pero las lesiones y la mala gestión del mes de enero, provocaron que estos refuerzos no fueran suficientes. El equipo llega al tramo decisivo de la temporada con las fuerzas justas y se espera el mes de julio una auténtica revolución.

La entidad está haciendo números desde ya con el objetivo de tener margen de maniobra en verano y hacer aquellas inversiones que la secretaría técnica considera necesarias. A Josep Maria Bartomeu le queda un curso de mandato y se lo jugará todo a la carta de los fichajes para terminar con un buen sabor de boca.

Grandes nombres

En el barcelonismo hay una unanimidad que esta plantilla necesita un delantero centro consolidado de presente y de futuro que de descanso a Luis Suárez. Llegó Martin Braithwaite hace unas semanas pero, aunque se puede quedar el próximo curso, sigue en pie el fichaje de un nueve.

El que más gusta es Lautaro Martínez, del Inter de Milán. El delantero de 22 años está haciendo una gran temporada en la Serie A y su cláusula de rescisión hasta la tercera semana de julio es de 111 millones de euros. La secretaría técnica lo considera como el gran refuerzo. Podría entrar en la operación Arturo Vidal, que gusta mucho a los neroazzurri.

Otro de los nombres que volverán a salir es el de Neymar Junior, petición exprés del vestuario. Se podría hacer una auténtica locura por él, pero el PSG no lo pondría nada fácil. El curso pasado ya se ofrecieron jugadores -como Semedo y Rakitic- más dinero, una operación que se podría repetir. Suenan con fuerza Coutinho y Dembelé, que gustan mucho a Nasser Al-Khelaifi y no tienen sitio en el equipo.

Una de las prioridades es reforzar el centro del campo. Arturo Vidal, Ivan Rakitic y Rafinha -cedido al Celta- podrían salir con el objetivo de hacer caja. Con lo invertido se iría a por un interior que se entendiera con Frenkie de Jong. Quien más gusta es Fabián Ruiz, del Nápoles, que podría salir por unos 70 millones de euros.

El Barça también trabaja en la alternativa de Saúl Ñíguez, del Atlético de Madrid, con quien el club tiene una opción de tanteo. Llegaría solo uno de los españoles. Entonces Quique Setién contaría tras el verano con estos nombres más Sergio Busquets, Carles Aleñá y Riqui Puig. Cinco futbolistas, cuatro de ellos jóvenes y con mucha polivalencia.

Pendientes del final de curso

Eric Abidal y su séquito siguen atentos al estado de forma de Samuel Umtiti que, poco a poco, va cogiendo ritmo de competición. Era el tercer central en un principio, pero le ha ganado la partida a Clement Lenglet. Para el verano se está buscando un cuarto integrante. Podría ser Ronald Araújo del filial o un central consolidado si ninguno de los dos franceses termina de convencer al técnico.

Otra de las posiciones que generan muchas dudas es en el lateral. Jordi Alba es mayor -30 años- mientras que Junior Firpo no termina de convencer. Para reforzar esa posición gusta Benjamin Mendy del Manchester City, pero es una opción muy remota. También se quiere reforzar la banda derecha. Aquí el fichaje sería más fácil: Emerson, cedido al Real Betis.

Emerson jugando con el Real Betis / EFE

Emerson jugando con el Real Betis / EFE

Por último, ya está cerrado el fichaje de Francisco Trincao, del Sporting de Braga por 30 millones de euros. Llegaría para reforzar la posición del extremo que ocupaba Carles Pérez. Veremos si salen jugadores como Dembelé o Braithwaite para hacer espacio al portugués y a Ansu Fati.

 
Hoy destacamos