Universo Blaugrana

Una foto de Leo Messi y Coutinho durante el partido ante el Olympique de Lyon de la Champions / EFE

Una foto de Leo Messi y Coutinho durante el partido ante el Olympique de Lyon de la Champions / EFE

Sin sufrimiento no hay Champions

El Barça siempre ha pasado por momentos complicados cuando ha ganado el máximo título europeo

Oriol Quintana @urikingkat

20.02.2019 12:08h Actualizado: 11.01.2021 12:53 h.

3 min

El camino para levantar la Champions League nunca ha sido fácil para el Barça. Los blaugranas siempre han tenido que remar contra viento y marea para superar eliminatorias difíciles y levantar la Orejona.

En la historia blaugrana se ha levantado el máximo campeonato continental cinco veces. En todas ellas ha habido momentos de sufrimiento o de juego irregular como se vivió este martes en Lyon (0-0). El equipo de Ernesto Valverde no pudo ver portería y queda todo abierto para el partido de vuelta.

Las últimas Champions

En 2014-15 fue la última temporada que el Barça levantaba la Champions League. El equipo de Luis Enrique tenía el mejor tridente de Europa con Leo Messi, Luis Suárez y Neymar Júnior y así lo demostró hasta coronarse campeón en Berlín.

El equipo marcaba muchos goles y la defensa era de fiar. Los emparejamientos no resultaron fáciles. Se jugó en octavos contra el Manchester City (3-1), cuartos contra el PSG (1-5) y semifinales contra el Bayern de Múnich (5-2). El equipo superó con creces a los campeones de sus respectivos campeonatos hasta verse las caras con la Juventus de Turín.

Ivan Rakitic celebrando su gol en la final de la Champions de Berlín / EFE

Ivan Rakitic celebrando su gol en la final de la Champions de Berlín / EFE

La final de Berlín se puso muy tensa cuando Álvaro Morata empataba (1-1) el gol de los culé de Ivan Rakitic. Luis Suárez y Neymar disiparon las dudas con dos goles (1-3) que trajeron la quinta Champions a Barcelona.

En la penúltima consecución de la Orejona (2010-11), con Pep Guardiola en el banquillo, el equipo jugaba de memoria. No tenía el olfato goleador del Barça de Luis Enrique pero su estilo de juego daba mucha confianza. En fase de grupos se enfrentaron a Arsenal (5-2), Shakhtar Donetsk (6-1) y al Real Madrid (3-1).

Nicklas Bendtner y Javier Mascherano en una acción del Barça - Arsenal / EFE

Nicklas Bendtner y Javier Mascherano en una acción del Barça - Arsenal / EFE

Curiosamente, la eliminatoria que más hizo sufrir a los aficionados fue en octavos contra los gunners. Javier Mascherano salvó al equipo de una ocasión en los últimos minutos de encuentro que podía significar el 3-2 en el Camp Nou que junto al 1-2 del Emirates clasificaba a los ingleses. En la final Leo Messi y compañía superaron fácilmente al Manchester United (3-1) de Alex Ferguson.

El milagro de Stanford Bridge

En la primera temporada de Pep Guardiola, los culés consiguieron levantar el título en el curso 2008-09. El equipo empezó con un empate en Lyon (1-1) que resolvió en el partido de vuelta (5-2). En cuartos el resultado fue más tranquilizador. Cuatro goles en el Camp Nou contra el Bayern de Múnich que dejaban al club pie y medio en semifinales (un compute global de 5-2).

Tras un empate en Barcelona en la ida de semifinales el equipo viajaba a Londres para superar el muro del Chelsea en Stanford Bridge. Los blues se avanzaban con un gol de Michael Essien. Cuando todo parecía perdido, en el minuto 92, Andrés Iniesta cazaba un balón de Messi en la frontal y superaba a Petr Cech.

El histórico gol de Iniesta en Stamford Bridge

Todo el sufrimiento de las semifinales era optimismo en el Estadio Olímpico de Roma. El tridente Messi, Eto’o y Henry se enfrentaban al Manchester United de Wayne Rooney y Cristiano Ronaldo. En el minuto 10 ya se puso la final de cara con una gran acción de camerunés. Sentenciaba en el 70 el argentino con un remate de cabeza a centro de Xavi Hernández.

Las primeras también fueron difíciles

La primera Champions de este siglo (2005-06) llegó de la mano de Frank Rijkaard. El holandés llevó al Barça a la deseada final de París pero antes tuvo que superar grandes dificultades. Se ganó al Chelsea (2-3), un equipo que le tenía la medida tomada a los culés, al Benfica (2-0) y al Milán por la mínima (0-1 con gol de Giuly).

El gran momento de sufrimiento fue en la misma final contra el Arsenal de Thierry Henry. Los gunners se avanzaban en la primera parte con un gol de Sol Campbell. En la segunda parte –gracias a la entrada de Iniesta, Larsson y Belletti– el equipo remontó y Carles Puyol pudo levantar la tan deseada Orejona.

Las mejores jugadas de la final de la Champions del 2006

En el 1992 fue muy parecido a Stamford Bridge en 2009. La organización de la Copa de Europa era diferente a la que se conoce ahora ya que se jugaban una fase de grupos tras pasar de dieciseisavos y de octavos. El Barça logró clasificarse gracias a un empate a tres goles –y el valor doble de los goles fuera de casa– contra el Kaiserslautern alemán.

En la final se tuvo que esperar al minuto 111 para ver el gol de los culés. Ronald Koeman transformaba una falta muy lejana del arco de la Sampdoria. Un único gol sirvió para dar la Champions al Dream Team y a Johan Cruyff. La primera de la historia de los blaugranas.

El gol de Koeman que supuso la primera Copa de Europa para el Barça

Ganar el máximo título europeo es en Can Barça sinónimo de sufrimiento y persistencia. Parece que lo de Lyon es poca cosa visto los antecedentes que hay en Europa. El equipo tendrá que volver a demostrar que sabe imponerse en los momentos difíciles si quiere estar en el Wanda Metropolitano.

 
Hoy destacamos