Universo Blaugrana

Dembelé jugando con el Barça en el Alcoraz / FC Barcelona

Dembelé jugando con el Barça en el Alcoraz / FC Barcelona

La tensa admiración de Dembelé por Mbappé

Los dos franceses luchan por un sitio como mejor jugador joven del mundo

Oriol Quintana

14.04.2019 16:30h

2 min

Ousmane Dembelé quiere ser el crack de futuro en Can Barça. El extremo francés llegó en verano del 2017 al Camp Nou con la difícil misión de sustituir a Neymar Júnior, que cogía rumbo a París. Tras una primera temporada afectado por las lesiones en esta ha explotado y para Ernesto Valverde es clave.

Poco a poco le ha ido quitando la titularidad a Philippe Coutinho y solo las lesiones le han frenado una progresión espectacular. Sus arranques han sido, en muchas ocasiones, el mejor argumento ofensivo del equipo. Suma 13 goles y siete asistencias en 35 partidos oficiales. Volvió de su lesión en Huesca jugando poco más de una hora.

Dembelé, de 21 años, se ha marcado un objetivo esta temporada. Como toda la plantilla desea levantar a la Champions League. Por ese motivo durante el parón de selecciones, lejos de quedarse en casa, el extremo fue cada día a recuperación en la Ciutat Esportiva Joan Gamper. El jugador quería llegar contra el Manchester United. En el primer partido (0-1) no disputó minutos pero tiene muchas posibilidades de jugar en la vuelta.

La lucha con Mbappé

El culé y Kylian Mbappé son muy buenos amigos. Se puede ver en cada concentración de la selección francesa. Son jóvenes y tienen un futuro muy prometedor. El delantero del PSG de 20 años ya no tiene opciones de ganar la copa europea mientras el Barça es uno de los claros favoritos. El 11 avanzaría al delantero parisino.

Mbappé y Dembelé en un entrenamiento con la selección francesa / EFE

Mbappé y Dembelé en un entrenamiento con la selección francesa / EFE

Sueña con meter un gol en la final. Está tan obsesionado con su recuperación porque quiere estar bien para jugar las semifinales y la final de la Champions”, explican desde su entorno.

Este verano, ambos levantaron el título de campeones del Mundial de Rusia pero las sensaciones fueron muy distintas. Mbappé era genio y figura del equipo mientras que el blaugrana no tenía la confianza de Didier Deschamps. El del PSG fue nombrado el mejor jugador joven de la Copa del Mundo.

Cambio de actitud crucial

En la primera vuelta sorprendió los episodios de indisciplina de Ousmane quedándose dormido y no asistir a un entrenamiento. Esto le costó alguna no convocatoria -y alguna charla con los capitanes del equipo- pero con sus actuaciones fue convenciendo al Txingurri.

Messi, Luis Suárez, Coutinho y Dembelé, los cuatro fantásticos, celebran el tanto del francés en Anoeta / EFE

Messi, Luis Suárez, Coutinho y Dembelé, los cuatro fantásticos, celebran el tanto del francés en Anoeta / EFE

Juegas en el Barça al lado de Messi y Suárez. Eres muy bueno, puedes ser el mejor del mundo. La Champions en muy importante para llegar a eso”, le apuntan desde su entorno. El jugador y los suyos tienen claro que la Champions es el escenario perfecto para desbancar a Mbappé como el mejor jugador joven del mundo.

 

Hoy destacamos