Universo Blaugrana

Ter Stegen protagoniza una gran intervención ante la Real Sociedad | EFE

Ter Stegen protagoniza una gran intervención ante la Real Sociedad | EFE

Ter Stegen y Riqui Puig meten al Barça en la final de la Supercopa

El portero alemán hunde a la Real Sociedad en la tanda de penaltis

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

13.01.2021 23:47h Actualizado: 14.01.2021 00:12 h.

3 min

El FC Barcelona estará el domingo en la final de la Supercopa de España, después de superar en los penaltis a la Real Sociedad. Ambos equipos protagonizaron un encuentro extremadamente igualado durante 120 minutos. De Jong adelantó a los culés, pero no tardó Oyarzabal en empatar de penalti. Con el paso de los minutos, llegó la fatiga, los errores y las imprecisiones.

Ninguno arriesgó en exceso, y todo se decidió en unos lanzamientos desde los 11 metros, donde Ter Stegen se desató y fue el gran héroe de un Barça que protagonizó un esfuerzo titánico pero tendrá la recompensa de disputar el primer título de la temporada. Y todo, sin Messi. 

De Jong desatasca al Barça

Un año después de la dura derrota ante el Atlético de Madrid en Arabia Saudí, que comportó la destitución de Ernesto Valverde y el inicio de una época convulsa en Can Barça, el conjunto blaugrana volvía de nuevo a la Supercopa de España en su mejor momento de la temporada y con la intención de confirmar las buenas sensaciones mostradas en los últimos encuentros. Esta vez, con Koeman en el banquillo, y con la dificultad añadida de no poder contar con Leo Messi, descartado con molestias en el bíceps femoral. 

Desde el primer minuto del enfrentamiento, se pudo observar el respeto entre FC Barcelona y Real Sociedad, y más en una competición donde un error les podía enviar para casa. De hecho, fue el equipo Txuri-urdin el que llevó el peso del juego y dominó la posesión en los primeros instantes. Sin embargo, los catalanes se mostraron extremadamente solventes en defensa, y evitaron cualquier acción de peligro de los hombres de Imanol Alguacil. 

Los jugadores del Barça, celebrando el gol de De Jong ante la Real Sociedad | EP

Los jugadores del Barça, celebrando el gol de De Jong ante la Real Sociedad | EP

No obstante, los culés fueron capaces de sobreponerse a este arranque abrupto, y poco a poco recuperaron el dominio del balón. Eso sí, este control no trajo ocasiones, en unos primeros 45 minutos muy igualados. Y cuando parecía que el descanso iba a llegar con las tablas en el marcador, una destacada jugada entre Braithwaite y Griezmann acabó con el tanto de un De Jong en racha, que adelantó al Barça. 

Un discutido penalti lleva el partido a la prórroga

Tras el paso por los vestuarios, la Real Sociedad dio un paso al frente. Un ímpetu que tuvo su premio. De Jong volvió a ser protagonista, esta vez de forma negativa, al protagonizar unas manos muy controvertidas que el colegiado no dudó en señalar como penalti. Oyarzabal no falló y el partido no tardó en volver a las tablas. 

Oyarzabal puso las tablas de penalti contra el Barça | EFE

Oyarzabal puso las tablas de penalti contra el Barça | EFE

Con el empate, el choque enloqueció. Ambos equipos se lanzaron con todo al ataque, y desatendieron sus defensas en busca del gol de la victoria. Las ocasiones se sucedieron en una segunda parte tremendamente intensa e igualada. Pero la eficacia no acompañó a ninguno de los dos conjuntos. 

Y con el paso de los minutos, empezó a hacer mella el cansancio. Sobre todo a una Real que prescindió del balón, y se limitó a defender con muchos jugadores y buscar su oportunidad al contraataque. Isak lo intentó en varias ocasiones, pero se encontró con un coloso Araújo. Mientras, el Barça intentaba superar las líneas sin suerte. El gol no llegó para ninguna de las dos partes, y el choque se fue irremediablemente a la prórroga. 

Un Ter Stegen en modo Dios y Riqui Puig clasifican al Barça en los penaltis

Un tiempo extra marcado sobre todo por la fatiga acumulada que evidenciaron ambos conjuntos. Los errores e imprecisiones fueron los grandes protagonistas de 30 minutos extra con pocas ocasiones especialmente claras para llevarse el gato al agua. Y es que además, ni Barça ni Real arriesgaron en exceso por el miedo a tirar por la borda el trabajo hecho hasta el momento. 

Y en este contexto, se agrandaron los corredores. Dembelé, Trincao o Griezmann en el conjunto blaugrana tuvieron opciones relativamente importantes. Aunque quién tuvo las más claras fue el equipo de San Sebastián, en botas de Januzag y Oyarzabal. Pero los porteros resultaron determinantes para llevar el partido a los penaltis. La primera tanda de 11 metros del Barça desde 1998. 

Ter Stegen, en un instante ante la Real Sociedad | EFE

Ter Stegen, en un instante ante la Real Sociedad | EFE

Una tanda donde apareció un Ter Stegen en modo Dios para clasificar al Barça para la final de la Supercopa de España. El guardameta alemán paró dos y adivinó otro para dar ventaja a su equipo. Y Riqui Puig sentenció, anotando el último, para sentenciar una semifinal muy dura. 

 

 
Hoy destacamos