Universo Blaugrana

Braithwaite celebrando su gol contra el Osasuna con Messi / FC Barcelona

Braithwaite celebrando su gol contra el Osasuna con Messi / FC Barcelona

La terrible evolución en la delantera del Barça entre 2017 y 2021

El frente de ataque culé ha perdido calidad diferencial con el pasar de los años

Ángel Álvarez

01.01.2022 11:44h

3 min

El FC Barcelona está un largo proceso de reconstrucción. Los problemas financieros han provocado que el club no esté entre los más importantes del continente europeo en términos de estrellas. La marcha de Lionel Messi y Antoine Griezmann ha evidenciado mucho más esa terrible evolución de un frente de ataque no goza de una gran calidad diferencial. Desde el 2017, la tendencia ha sido negativa, siendo el presente año el más complicado de todos.

2017, el punto de inflexión

Indudablemente, el punto de inflexión empieza a ser la temporada 2017-18 cuando el Barça pierde a Neymar en ese millonario traspaso que pagó el PSG. La entidad parisina pagó más de 200 millones de euros para llevarse al delantero brasileño y así destruir el poderoso tridente que gozaba el conjunto azulgrana. Por aquel curso, los líderes del ataque eran Lionel Messi y Luis Suárez, dos absolutas máquinas que permitieron al club seguir reinando en el fútbol nacional.

Luis Suárez y Leo Messi / EFE

Luis Suárez y Leo Messi / EFE

Durante esa misma temporada, el FC Barcelona pudo contar con futbolistas de segunda línea como Ousmane Dembelé, Gerard Delofeu o Paco Álcacer. En el mercado invernal arribó Coutinho a la ciudad catalana, con el fin de mantener al frente de ataque en lo más alto posible. Aunque a partir de ese punto se empieza a notar que ninguno podía igualar lo logrado por Neymar.

La gran dependencia

Los nombres de Coutinho y Dembelé no lograron causar un impacto positivo en el equipo culé. Ambos se repartieron un montón de minutos de juego en todos los torneos, pero no lograron justificar esos millonarios traspasos en el terreno de juego. Nuevamente la dependencia de Lionel Messi se hacía cada vez más evidente, sin olvidar la aportación de Luis Suárez en los partidos de la Liga.

En cuanto a los jugadores de un rol secundario, el Barça consiguió contratar a Malcom desde el fútbol francés. Si participación fue por varios tramos positiva, siendo un perfil de mucho que aportaba mucho a partir de su desborde y velocidad. Del mismo modo, la directiva decidió sorprender a todo el mundo con la inesperada contratación de Kevin-Prince Boateng en el mercado invernal de la 2018-19. Ya las dificultades a nivel financiero empezaron a notarse con estos fichajes.

Golpe financiero

Durante el verano del 2019, el FC Barcelona quiso dar un golpe sobre la mesa con el millonario fichaje de Antoine Griezmann. El francés, que venía de realizar unas grandes temporadas con el conjunto colchonero, llegaba con la finalidad de formar un nuevo tridente junto a Messi y Suárez. Sin embargo, la mezcla de estos futbolistas no pudo servir para mejorar a un Barça que había recibido una dolorosa eliminación en la Champions League a manos de Anfield.

Leo Messi, Luis Suárez y Griezmann celebran un gol del Barça / EFE

Leo Messi, Luis Suárez y Griezmann celebran un gol del Barça / EFE

La crisis de la pandemia

El cierre de la temporada 2019-20 supuso un desastre inmenso para todos los clubes, pero en especial para la entidad catalana. La pandemia causó un enorme caos en la salud financiera del FC Barcelona. Eso provocó que tuvieran que hacer varias bajas de emergencia, incluyendo los nombres de Arturo Vidal, Ivan Rakitic y Luis Suárez.

La imposibilidad de traer a nuevos atacantes perjudicó enormemente al frente de ataque del conjunto culé. Las principales figuras fueron Messi y Griezmann, aunque también tuvieron la compañía de Ansu Fati (hasta la lesión) y Ousmane Dembelé. El principal problema fue que el equipo no tuvo muchas alternativas para tener presencia dentro del área, lo que ocasionó que no pudieran llegar más lejos en la Liga. Nombres como Braithwaite, Trincao, y Coutinho apenas fueron de utilidad durante la temporada pasada.

Momento actual

La presente temporada ha sido la más desastrosa en cuanto a la planificación de la delantera del Barça. El equipo no pudo retener a Messi y decidió dejar ir a Griezmann a uno de los equipos rivales del campeonato local. La figura de Ansu Fati es lo que ha generado una gran ilusión en el club, pero no ha tenido mucha continuidad por la reciente lesión. Justamente las lesiones han provocado un baile de atacantes a lo largo de toda la temporada, siendo una lista larga de jugadores: Memphis Depay, Braithwaite, Yusuf Demir, Luuk de Jong, Coutinho, Abde y Agüero (hasta los problemas de salud).

La sociedad de Ansu Fati y Memphis Depay, protagonistas en el Barça-Valencia / FCB

La sociedad de Ansu Fati y Memphis Depay, protagonistas en el Barça-Valencia / FCB

Parece que finalmente el FC Barcelona dará un paso adelante a partir del mes de enero con la contratación de Ferran Torres. El delantero español promete ser una de las nuevas figuras del elenco dirigido por Xavi Hernández. Del mismo modo, también se espera que puedan llegar otros nuevos atacantes, que deberán mejorar los problemas que existen con respecto a la precisión de cara al arco.

 
Hoy destacamos