Universo Blaugrana

Arturo Vidal en un entrenamiento con el Barça / EFE

Arturo Vidal en un entrenamiento con el Barça / EFE

El toque de atención en el Barça baja el tono de Arturo Vidal

El centrocampista chileno se come su orgullo tras sus últimas declaraciones públicas

Yago González

13.10.2018 17:51h Actualizado: 15.10.2018 12:46 h.

2 min

Arturo Vidal empieza a entender. El centrocampista chileno ha necesitado varios tirones de oreja para empezar a cuidar la boca. Sus declaraciones a la prensa y sus mensajes públicos se habían convertido en la comidilla de los enemigos del Barça. El jugador no entendía que su actitud solo servía para enardecer los ánimos. No ayudaba a su situación. Antes al contrario, le sumía en un lodazal cada vez más enfangado.

Pero la razón siempre se impone. Cueste lo que cueste. Tarde o temprano el chileno debía entender que si quiere triunfar en el Barça el camino es otro. “Cordura y equilibro”, le pidió Reinaldo Rueda, seleccionador de Chile, nada más ver su exaltación. A Arturo Vidal le ha costado captar el mensaje, pero al final parece que va pillándolo.

Cambio de actitud

Esta vez su actitud ante la prensa ha sido bien distinta. Arturo Vidal hablaba a los periodistas de su país tras la derrota de Chile en el amistoso contra Perú disputado en Miami. El azulgrana lució el brazalete de capitán y ejerció como tal una vez finalizado el partido al pedir calma y paciencia ante las críticas de la prensa chilena.

Su talante fue relajado y alegre. Mantuvo la sonrisa y el buen humor pese a las preguntas punzantes de los periodistas. Se controló incluso cuando le interrogaron por el Barça. Todo un esfuerzo para un carácter irascible como el suyo. Ya era hora.

Arturo Vidal hace broma durante un entrenamiento del Barça / FCB

Arturo Vidal hace broma durante un entrenamiento del Barça / FCB

“Me entrenaré de la mejor forma y trataré de sacar todo adelante para el final de la temporada”, afirmó el chileno entre sonoras carcajadas. “Si me preguntas siempre quiero jugar en todos los partidos. Pero hay que analizar bien, hay que ver bien. El camino es largo en Barcelona y yo sé que con el paso de los partidos vamos a ir mejorando”, explicó ante la insistencia de la prensa.

Preguntado por los rumores acerca de su mala relación con la directiva azulgrana Arturo Vidal fue tajante: “Eso es un tema cerrado, no tengo ningún problema con nadie, así que nada, a preocuparse de acá de la selección y después iré a Barcelona”, expresó entre risas y sin dejar de atusarse la perilla.

Capitán en Chile

En cuanto a la derrota de Chile, Arturo Vidal también trató de quitarle hierro al asunto: “Es un amistoso, no le pongan tanto”, sentenció. “Es verdad que ha sido un partido malo, pero esto continúa. Recuerdo que antes de salir campeones de América perdimos con Jamaica. Este es un proceso que tenemos que seguir, vamos a luchar a Brasil, a pelear la Copa”, comentó el azulgrana.

 
Hoy destacamos