Universo Blaugrana

Una foto de Antoine Griezmann lamentando una ocasión / Twitter

Una foto de Antoine Griezmann lamentando una ocasión / Twitter

Las traiciones de Griezmann al Barça

El currículum del francés es totalmente opuesto a la mayoría de las incorporaciones azulgranas, pero aun así mantiene el beneplácito de la directiva

Redacción Culemanía @culemanias

20.06.2019 19:21h Actualizado: 20.06.2019 20:25 h.

2 min

Antoine Griezmann vestirá de azulgrana la próxima temporada. La junta directiva avala su fichaje, la dirección deportiva lo recomienda y el cuerpo técnico lo pide. Ni el veto del vestuario, ni las contrariedades que genera en algunos sectores de la afición podrán evitar que el francés luzca la nueva elástica azulgrana con el 7 a la espalda. 

Un fichaje polémico, aunque deportivamente esperanzador, que pone en cuestión su fidelidad y amor a la camiseta. Evidentemente Griezmann no es azulgrana, pero deberá serlo si pretende coronarse como uno de los mejores al lado del mejor: Leo Messi. Por y para eso viene, aunque en su pasado hayan declaraciones más que controvertidas. 

Sus últimas declaraciones públicas no dejan duda alguna: "Ya sé dónde jugaré la próxima temporada", espetó en la televisión francesa para posteriormente añadir: "Sé a dónde quiero ir y los sacrificios que tengo que hacer". Y no parece que con esas intenciones su destino vaya a ser otro que el Camp Nou. 

Las dudas

Pese a que se le ha relacionado con el PSG e incluso entrar en la posible compra de Neymar, Griezmann vestirá de azulgrana para lo que muchos consideran un fichaje con un currículum extradeportivo nefasto. Ha sido el líder del Atlético de Madrid del Cholo Simeone, referencia de ataque y también protagonista con la selección francesa para conquistar la Copa del Mundo, pero sus episodios pasados que conllevaban hablar del Barça o el eterno rival, el Real Madrid, no le sonríen. 

Antoine Griezmann lamentando una acción con el Atlético de Madrid / EFE

Antoine Griezmann lamentando una acción con el Atlético de Madrid / EFE

Cuando todavía era jugador de la Real Sociedad confesó en una entrevista a Tiempo de Juego de la Cadena COPE  no tuvo reparos en definirse como "madridista". El periodista Juanma Castaño le preguntó con quién iba en las semifinales de la Champions League que debían disputar Borussia Dortmund Real Madrid. El galo espetó un breve y conciso "yo, como soy madridista, prefiero que pase el Madrid". Y no solo quedó ahí, también se atrevió a decantarse sobre un posible fichaje por azulgranas o blancos: "Entre Barcelona Madrid, soy más del Madrid".

Más leña al fuego

Lejos de esas declaraciones, tampoco se cortó con De La Morena en otra entrevista radiófonica en el programa El Larguero de la Cadena Ser. Cuestionado por qué estadio impresionaba más, espetó: "Los dos estadios, pero más el Bernabéu porque está cerrado e impresiona más" y añadió: "Jugar en estadios como el Calderón, el Bernabéu o el Camp Nou es el sueño de todo niño". Fue con un tono más comedido, pero volvió a demostar su predilección por el Madrid. 

La última

Un primer episodio muy lejano que revive los fantasmas sobre su implicación con el club catalán después de su repentino no en el verano pasado --que dejó a la entidad azulgrana sin margen de maniobra-- y que además fue filmado en un documental: La Decisión, una decisión de la que se arrepintió meses después, pero que no tendrá consecuencias directas en su llegada. Se pagará de más, por un jugador que dijo que no. 

Dos traiciones muy sonadas que hacen dudar al barcelonismo que tendrá que recibir con los brazos abiertos a un delantero que se presenta como la pieza definitiva para volver a reinar en Europa junto a Messi y Suárez.

 

Hoy destacamos