Universo Blaugrana

Nabil Fekir celebrando el gol contra el Barça / EFE

Nabil Fekir celebrando el gol contra el Barça / EFE

El traje a medida de Fekir al Barça

El francés anotó el segundo gol de los béticos y evidenció la fragilidad defensiva del Barça

Guillem Andrés

10.02.2020 17:08h

2 min

El Barça visitaba este fin de semana uno de los equipos más ofensivos de la Liga. Entre los principales baluartes del Betis está Nabil Fekir que, a pesar de ser un jugador bastante irregular, es un portento físico y un peligro constante. Frente a los azulgranas hizo una muy buena parte con desequilibrio constante y volvió loca a la defensa culé. Fekir anotó el segundo gol de los béticos en una jugada que no pudieron parar Semedo y Umtiti. Además ofreció un gran repertorio de regates y forzó la amarilla de Vidal y la de Roberto. De esta manera, a pesar de la victoria, se palparon los problemas defensivos que está teniendo el Barça esta temporada. Su buen partido tuvo la nota negativa en quedar expulsado tras una entrada a Lenglet y las posteriores protestas.

El peor balance defensivo en 17 años

Al largo de toda la temporada el Barça no se ha mostrado fiable en defensa. Con Valverde al mando del equipo, a pesar de no hacer un juego vistoso, su conjunto se basaba en la solidez defensiva y ser un equipo compacto. Poco a poco eso se fue perdiendo y ya a finales de la temporada pasada el equipo sufrió bastante en defensa. Con la llegada de Setién al banquillo no se ha mejorado demasiado en este apartado y el equipo ha encajado siete goles en los ocho partidos con el técnico cántabro.

Setien, en el partido ante el Athletic | EFE

Si se amplía el cómputo a toda la Liga, Ter Stegen ya ha tenido que recoger 28 veces el balón de la portería en 23 jornadas. De esta manera hasta seis equipos que han encajado menos goles que el Barça (Madrid, Getafe, Atlético de Madrid, Sevilla, Athletic Club y Valladolid). Para encontrar una temporada con más goles en contra de los azulgranas en esta jornada nos tenemos que remontar a la 2002/03, con 30 goles en contra y el Barça ocupando la octava posición. Esa temporada la empezó Van Gaal al banquillo pero el 2 de febrero Radomir Antic cogió el cargo.

Umtiti sigue fuera de forma

Uno de los problemas más evidentes en defensa es el estado de forma de Samuel Umtiti. El francés ya hace tiempo que no es aquel jugador que deslumbró en su primera temporada y las lesiones le han lastrado mucho. Este curso no debutó en partido oficial hasta el 19 de octubre tras una fisura en el pie derecho.

Samuel Umtiti, durante un encuentro con el Barça/ EFE

Mientras que Valverde ocupaba el cargo de entrenador, Umtiti tuvo un rol secundario y claramente estaba por detrás de Piqué y Lenglet. Con la llegada de Setién, así como el cambio de sistema al 3-5-2, el francés encadenó varios partidos como titular donde se le vio nuevamente que tiene una marcha menos que los otros defensas del equipo. Ante el Betis, Fekir pudo percutir bastantes veces sobre su zona y en su gol el delantero avanzo sin oposición de Semedo que bajó sin demasiado interés ni de Umtiti que le dejó mucho espacio para que pudiera armar el disparo.

Nómina escasa de defensas

Ante un mercado de invierno donde el Barça se ha desprendido de cinco jugadores y no ha incorporado ninguno, Setién cuenta ahora mismo con una plantilla muy corta. Las zonas más sensibles son las de la delantera y la zaga de la defensa. De esta manera, tras la cesión de Todibo al Schalke 04, el técnico solo cuenta con Piqué, Lenglet y Umtiti como defensas centrales. Asimismo, en las últimas convocatorias ya ha entrado Araújo para suplir esas bajas.

 
Hoy destacamos