Universo Blaugrana

Luis Suárez celebra un gol con el FC Barcelona / EFE

Luis Suárez celebra un gol con el FC Barcelona / EFE

El Valencia se lleva uno de los tapados del Barça para la delantera

El conjunto azulgrana pierde una de las alternativas que manejaba para reemplazar a Luis Suárez

El pobre final de temporada que cuajó el FC Barcelona no dejó indiferente a nadie. La debacle frente al Liverpool en semifinales de la Champions League y la derrota contra el Valencia en la final de Copa del Rey causaron críticas y obligaron al club a hacer ciertas reflexiones. Además, algunos futbolistas quedaron señalados por su mal rendimiento.

Uno de ellos fue Luis Suárez. El uruguayo cumplió 32 años el pasado mes de enero y, pese a que realizó un buen curso, estuvo muy lejos del nivel de los anteriores. Nada dura para siempre, y el FC Barcelona lo sabe. Por ello, el club azulgrana busca desde hace meses un delantero que pueda darle descanso en un corto plazo y posteriormente pueda reemplazarlo en el frente del ataque.

Alternativa caída

Una de las alternativas que manejaba la secretaría técnica azulgrana era Maxi Gómez, delantero del Celta de Vigo de 22 años. Es un jugador con cierta capacidad para jugar de espaldas a la portería, que se mueve bien dentro del área y con un gran olfato goleador. En dos temporadas en Europa ha anotado 31 tantos.

Era una opción atractiva que quedaba en un segundo plano ante los posibles fichajes de Antoine Griezmann Neymar Jr. Y el Valencia, que sí que lo tenía en la lista de prioridades, se ha adelantado. A falta de confirmación oficial, los chés pagarán 14,5 millones de euros por el uruguayo, y además Santi Mina emprenderá el camino opuesto a Gómez.

No solo eso, sino que el prometedor central Jorge Sáenz también jugará cedido en Balaídos durante los próximos dos años. El Celta tiene una opción de compra por el futbolista.

¿Opción Rodrigo?

La llegada de Maxi Gómez Mestalla podría implicar la salida de una de las grandes perlas valencianistas, Rodrigo, quien también sonó para reforzar al FC Barcelona. Ahora mismo su fichaje parece una utopía. En primer lugar, porque el club azulgrana actualmente está centrado en Griezmann Neymar.

Rodrigo Moreno y Jordi Alba celebrando el gol de la selección española / EFE

Rodrigo Moreno y Jordi Alba celebrando el gol de la selección española / EFE

En segundo lugar, porque el Nápoles apuesta fuerte por él y puede prometerle la titularidad, algo que no pueden asegurarle en Can Barça. Los italianos han avanzado mucho en las negociaciones, aunque su presidente, De Laurentiis, es pesimista respecto a una posible incorporación: "nos dijo que quería quedarse en España". 

Mientras el FC Barcelona piensa en Griezmann y Neymar, las alternativas a estos, en especial al brasileño, se escapan. El fichaje de Maxi Gómez por el Valencia parece cuestión de horas y el Nápoles está completamente focalizado en cerrar la incorporación de Rodrigo cuanto antes.

 

Hoy destacamos