Universo Blaugrana

Una foto de Ernesto Valverde durante un entrenamiento del Barça / EFE

Una foto de Ernesto Valverde durante un entrenamiento del Barça / EFE

Valverde asumirá riesgos con un peso pesado

El técnico extremeño aclaró que pese a la fragilidad defensiva, no cambiará a su zaga titular

Claudia Granja @c_granjafranch

23.09.2019 14:12h Actualizado: 30.09.2019 16:43 h.

2 min

Nueva oportunidad para el Barça de rehacerse de este mal inicio de temporada. Los azulgranas vuelven al Camp Nou para recibir al Villarreal con algunas novedades en la convocatoria y con una necesidad clara: ganar. Tras finalizar la sesión matinal de entrenamiento, el técnico extremeño habló en rueda de prensa minutos después de facilitar la convocatoria. 

18 jugadores entre los que destacan el regreso de Ousmané Dembelé y Carles Aleñá a una convocatoria. El francés volverá a pisar el verde tras cinco semanas lesionado y Aleñá podría tener una nueva oportunidad de rehacerse tras arrebatarle el sitio a Ivan Rakitic en la convocatoria. 

Los cuatro fantásticos están de vuelta, pero no parece que habrá rotaciones. Valverde habló sobre las necesidades del equipo tras perder en Granada. Una situación delicada por la que no se mostró extremadamente preocupado: "Estamos en esta situación porque no hemos ganado. El mundo del fútbol es así. Entras en crisis en tres días y de la misma manera sales. Eso tenemos que intentar. La única manera de que todo esté más tranquilo es sumar seis puntos en estos dos partidos".

La defensa genera dudas, pero no se toca

Octavos en la clasificación, el Txingurri reconoció la mala dinámica que arrastra el equipo fuera de casa. En el Camp Nou no conocen la derrota y pese a golear a Betis y Valencia, también encajaron dos tantos en ambos encuentros. Vienen dos partidos vitales para concluir el mes de septiembre --Getafe el fin de semana-- visto el octubre que viene.

Y pese a la exigencia y la presión que le rodea a él y al equipo habrá una línea que no tendrá modificaciones: la defensa. Piqué y Lenglet volverán a ser la dupla elegida para medirse al submarino amarillo, pese a que el catalán ya acumula cuatro amarillas en Liga y esta a una de ser sancionado.

Frenkie de Jong, Gerard Piqué y Clément Lenglet lamentan el gol del Athletic / EFE

Frenkie de Jong, Gerard Piqué y Clément Lenglet lamentan el gol del Athletic / EFE

Su planteamiento está claro: "Piqué y Lenglet el año pasado ya actuaron en muchos partidos, son fiables, los centrales tienen menos desgaste que en otras posiciones", aunque reconoció que con la lesión de Umtiti, será Todibo quien pronto deba ayudar al equipo así como los jugadores del filial

Presión llevadera

Sobre la fragilidad defensiva, remarcó una situación insólita: ""Si atacas bien es que estás bien colocado y te pueden sorprender menos a la contra. La estadística de ser el equipo que más ha encajado está bien y hay que tenerla en cuenta, pero también tenemos que ponerla entre comillas. El Dortmund nos creó muchas ocasiones y no nos marcó. Tampoco es normal que nos piten tres penaltis porque antes no nos llegaban". 

Una situación que reconoció: "En años anteriores siempre hemos ido con mucha regularidad y ventaja respecto al resto pero este no hemos empezado bien". 

 
Hoy destacamos