Universo Blaugrana

Ernesto Valverde en el entrenamiento previo al Celta de Vigo / FC Barcelona

Ernesto Valverde en el entrenamiento previo al Celta de Vigo / FC Barcelona

Valverde deja muy claras sus prioridades en el Barça

El entrenador azulgrana confirma en rueda de prensa que el estilo no condicionará sus onces

Oriol Quintana @urikingkat

09.11.2019 10:10h

2 min

Cuando el Barça fichó a Ernesto Valverde como sustituto de Luis Enrique ya se sabía que no es un entrenador atrevido. Tampoco casado con el estilo Barça, pero por su manera de ser, un buen gestor de vestuario. Todo esto se aguanta muy bien cuando los resultados salen adelante. Cuando empiezan a caer las derrotas, no te queda nada.

Las debacles de Roma y Anfield no fueron casualidad. El equipo abandonó su estilo -no solo esos partidos, ya desde hace tiempo- y sin ese punto diferencial, eres un equipo con pegada, como tantos otros. Muchos aficionados ponen el grito en el cielo al ver como se va perdiendo esa filosofía mientras que jugadores de calidad hay.

Griezmann y Arthur Melo en un entrenamiento del Barça / FC Barcelona

Griezmann y Arthur Melo en un entrenamiento del Barça / FC Barcelona

Sin ir más lejos, en la medular se han ido firmando varios jugadores que garantizan el toque y la posesión. Arthur Melo llegó en verano de 2018 mientras que este curso se firmó a Frenkie de Jong. Aunque empezaron el curso de titulares, el brasileño está empezando a ser quien paga los malos resultados.

No se esconde

Los números son evidentes. El ex de Gremio cayó de la convocatoria contra el Valladolid y contra el Slavia de Praga. Solamente disputó un partido de los últimos tres, ante el Levante en el Ciutat de València (3-1). Veremos si es la apuesta de inicio contra el Celta de Vigo. Ernesto Valverde no se esconde. Reconoció que Arthur se quedó en la grada el pasado martes por decisión técnica y que “no tenía molestias”.

En su lugar jugó Arturo Vidal, un perfil más físico y de intercambio de golpes. Aunque no es puro estilo Barça, al cuerpo técnico le gusta mucho todo lo que ofrece. Su desgaste, lucha y ayuda defensiva son más valorados que el control y el toque del brasileño. Toda una declaración de intenciones.

Arturo Vidal e Ivan Rakitic en un partido del Barça / EFE

Arturo Vidal e Ivan Rakitic en un partido del Barça / EFE

Con el chileno en el campo se viven momentos de descontrol que, debido a la calidad de los delanteros, normalmente sale de cara. Cuando no estás acertado, como en numerosas ocasiones, salen a relucir todas las vergüenzas. Sobre todo, lo hemos visto en Champions, no solo en Anfield y en Olímpico de Roma.

Hace algunas temporadas, este perfil también tenía protagonismo, pero parece que ha ido en aumento con el Txingurri en el banco. Muchos recordarán a Seydou Keita, Touré Yaya, Paulinho o al propio Ivan Rakitic, que eran unos perfiles más de desgaste que de control total del juego.

Tras el partido del Slavia de Praga, el entrenador del Barça dejó claro que Arturo Vidal su jugador favortio, por ahora, para acompañar a Busquets y De Jong. Prefiere apostar por la presión que por la creatividad. “Nos interesa tener a un jugador que hace bien la presión porque empuja a los demás”, explicó.

 

Hoy destacamos