Universo Blaugrana

Una foto de Ernesto Valverde durante un entrenamiento del Barça / FCB

Una foto de Ernesto Valverde durante un entrenamiento del Barça / FCB

Valverde se siente preparado para liderar la revolución del Barça: no piensa dimitir

El técnico extremeño tendrá que asumir responsabilidades respecto a las salidas en un vestuario donde ya no hay 'vacas sagradas' a excepción de Messi

Claudia Granja @c_granjafranch

31.05.2019 03:02h

2 min

Ernesto Valverde se queda. Ese es el veredicto final de Josep Maria Bartomeu y la directiva azulgrana que se dio a conocer de forma oficial este martes, pese a que algunos medios dieron por hecho que el técnico extremeño iba a ser destituido esa misma noche. Con su continuidad asegurada --que respeta el discurso previo a la final de la Copa del Rey como batacazo final de la temporada-- el Txingurri deberá liderar el nuevo proyecto azulgrana. 

Es el mismo que cuando cogió las riendas del equipo en 2017 y con los mismos objetivos, donde la Champions League tiene prioridad, pero con caras distintas. Y es que pese a que esta plantilla ha rozado el triplete, la realidad es otra. Existen síntomas irrefutables de una falta de ambición propios del acomodamiento que generan los años y el paso del tiempo en las piernas de futbolistas que serán siempre recordados como leyendas en el Camp Nou. 

La papeleta de Valverde no es fácil, pero lo tiene claro. Continuar es sinónimo de dar un esquinazo a los fantasmas y a las dudas que generan algunos jugadores, sea cual sea su nombre. 

No hay dimisión posible

Valverde se ha sentido siempre respaldado por directiva y jugadores y sabe que el discurso del capitán y de los pesos pesados ha jugado un papel fundamental para que la directiva avale su continuidad. Una continuidad que su entorno asegura que siempre dependió del club: "Valverde no se ha planteado dimitir jamás. Es un profesional. Tiene las cosas claras, cuando renovó hace tres meses tenía las cosas claras. Había una presión importante, pero eligió continuar" y añaden: "Tiene que tomar decisiones para lo malo y lo bueno y adquirir compromisos para lo bueno y para lo malo". 

Una foto de Luis Suárez, Sergi Busquets e Ivan Rakitic durante el partido contra el Rayo Vallecano / EFE

Una foto de Luis Suárez, Sergi Busquets e Ivan Rakitic durante el partido contra el Rayo Vallecano / EFE

Un compromiso que ahora pasa por saber si contará con la misma dirección deportiva o no, con Pep Segura en la cuerda floja. Lo que es seguro es que las reuniones y la planificación deportiva tendrá mayor peso que el que han tenido estos dos años. Decisiones en las que Valverde tendrá voz y voto: "Ahora tendrán que hablar de futuro para configurar una plantilla más competitiva que esta todavía" aunque explican: "Esta plantilla, de la que parece que no vale nadie, casi gana el triplete. No han sido dos partidos, ha sido uno porque si no llega a pasar lo de Anfield, en la final de Copa seguramente no hubiera pasado lo que ha ocurrido". 

Preparado

Nadie sabe que hubiera ocurrido en otro escenario, pero este es el que le toca vivir a Valverde. Lidiar con esa presión y ese punto de mira que le persigue. Un panorama difícil, pero del que afirman que está preparado: "El bien del grupo será su bien también. Sin duda, tomará decisiones".

Una foto de Ernesto Valverde durante un entrenamiento del Barça / FCB

Una foto de Ernesto Valverde durante un entrenamiento del Barça / FCB

Un dictamen definitivo para algunos jugadores de los que además remarcan: "Muchos en el entorno del barcelonismo dicen que Ernesto se casa con futbolistas y Ernesto si se ha caracterizado por algo a lo largo de su trayectoria en todos los equipos que ha estado es que nunca se casa con nadie. Dicho por todos los jugadores que ha entrenado. Trata con mucho respeto a todos. Es muy difícil que en un vestuario alguien diga 'ha sido un hijo de puta conmigo', 'no ha sido honesto' o 'me ha engañado', nunca se ha oído. Ni tampoco de agentes de jugadores". 

Un carácter que, a priori, le permitirá tomar las decisiones necesarias y aseveran que realizará. Valverde tiene otra oportunidad para llevar a lo más alto al Barça, de la mano de Leo Messi, su principal aliado.

 

Hoy destacamos