Universo Blaugrana

Una foto de Ernesto Valverde durante una rueda de prensa / EFE

Una foto de Ernesto Valverde durante una rueda de prensa / EFE

Valverde hace un 'Guardiola' a la directiva del Barça

El técnico azulgrana se centra en los objetivos deportivos marcados para esta temporada y aparca el resto

Redacción Culemanía @culemanias

06.09.2018 10:16h Actualizado: 06.09.2018 13:56 h.

2 min

Ernesto Valverde lo tiene claro. No quiero oír una sola palabra sobre su renovación para continuar en el banquillo del Camp Nou. No, al menos, hasta que se consigan los objetivos deportivos fijados para este curso. Se prevé una temporada larga y difícil, pero no será hasta mediados del año que viene cuando el 'Txingurri' empiece a tener una idea clara sobre su futuro. 

Para esas fechas el Barça  sabrá si está en la final de la Copa del Rey, su posición en la clasificación de la Liga y, sobre todo, si está cerca de la final del Wanda Metropolitano o se ha quedado por el camino. Este cómputo de factores más la respuesta de la plantilla a sus métodos serán cruciales a la hora de tomar una decisión definitiva que le ate al club, como mínimo una temporada más. 

Carpe Diem

"No he hablado con nadie del club. Los entrenadores vamos día a día y semana a semana. Me parece prematuro hablar de eso a estas alturas”, dijo Valverde cuando fue cuestionado sobre su renovación hace varias semanas. Su contrato finaliza en 2019 y tiene la opción de prolongar por una tercera temporada. Tanto el técnico vasco como su equipo, Jon Aspiazu como segundo entrenador y José Antonio Pozanco como preparador físico, prefieren ser cautos en torno a este tema.

Saben que la vida del entrenador es difícil y, pese a que el club quiere seguir con el técnico al mando del equipo, todo dependerá de los resultados de esta temporada. Todos ellos coinciden en que llegar al ecuador de la temporada es vital para tomar una decisión consensuada y acorde con los resultados.

De ello también dependerá la postura del club. En las oficinas de Can Barça respetan la decisión del técnico y esperarán hasta su respuesta final. Tal y como en su día hicieron con Pep Guardiola y Luis Enrique, dos técnicos que dieron todo por la casa y que merecían la espera del club. 

Sin prisas

La tranquiliad de Ernesto Valverde juega en su favor. Es un técnico sosegado y acorde a los valores del club. De momento, este es su segundo año al frente del equipo, por lo que en caso de no renovar, la decisión debería responder a los resultados, no al desgaste psicológico y mediático que supone liderar un equipo como el Barça

La técnica ya es conocida por los jugadores, pero Valverde quiere centrarse en la competición. No quiere que su decisión distraiga a la plantilla y quiere jugar esa incógnita a su favor para mantener la competitividad de sus jugadores. Hasta febrero hay tiempo, una fecha límite para que el Barça pudiera activar la maquinaria en busca de un nuevo técnico en caso de que Valverde declinara la oferta de renovación.

El club, por su parte, respeta la decisión del míster que en su primer año ha conseguido un doblete. De momento, las relaciones entre club y entrenador son excepcionales. Ahora habrá que esperar a los resultados deportivos para tomar una decisión en firme.

 
Hoy destacamos