Universo Blaugrana

Malcom se lleva las manos a la cabeza tras fallar una ocasión clara en el Levante-Barça de Copa / EFE

Malcom se lleva las manos a la cabeza tras fallar una ocasión clara en el Levante-Barça de Copa / EFE

Valverde menosprecia la Copa y pone deberes a Messi

Duro revés del Barça en el partido de ida de los octavos de final (2-1)

Pau Beya Acero

10.01.2019 23:22h

4 min

Ridículo estrepitoso del FC Barcelona en el Ciutat de València. El conjunto azulgrana cayó derrotado frente al Levante en el partido de ida de los octavos de final de la Copa del Rey (2-1) y se complica el pase a cuartos de final. Valverde rompió sus propias reglas y realizó muchas rotaciones en el once azulgrana. Solo dos jugadores repitieron titularidad respecto al último partido de Liga frente al GetafeDembelé Arturo Vidal.

Y para innovar aún más, el técnico blaugrana apostó por salir con un 3-5-2 de inicio, con Cillessen de portero, Busquets acompañando a Chumi Murillo en el eje de la zaga, Miranda Semedo en los carriles, Arturo Vidal Aleñá en el centro del campo con Coutinho ejerciendo de hombre libre por detrás de Dembelé Malcom. El experimento no salió bien y resulta difícil pensar que la mayoría de estos jugadores sean titulares en el partido de vuelta, donde Valverde tendrá que recurrir a los que ha dejado en casa: Messi, Suárez, Alba, Rakitic Piqué.

Jeison Murillo debuta con la camiseta del Barça con una derrota frente al Levante / EFE

Primer partido de Jeison Murillo con la camiseta del Barça / EFE

Desde luego, no ha sido el debut soñado para Jeison Murillo. El colombiano, que se estrenaba como azulgrana tras llegar cedido del Valencia con la misión de suplir las bajas de Samuel Umtiti Thomas Vermaelen, no tenía una papeleta nada fácil. El reto era mayúsculo: hacía pareja con Chumi, que apenas ha disputado dos partidos con el primer equipo y al que aún le falta experiencia en la élite, y se enfrentaba al tercer equipo más goleador de La Liga solo por detrás del mismo FC Barcelona y del Sevilla. Visto así, el resultado no sorprende tanto. Ambos se cargaron rápido con una tarjeta amarilla y Valverde no tuvo más remedio que sustituir al canterano por Lenglet para aminorar el riesgo de quedarse con 10 hombres.

El Barça empezó dormido y no se despertó 

El experimento de Valverde no tardó en sufrir el primer revés. Corría el minuto 3 cuando el Barça, incapaz de salir de la presión a la que le sometía el Levante, perdía una pelota e inmediatamente después Arturo Vidal cometía una falta en el vértice del área. La puso Rochina Cabaco, a placer, puso el balón en el fondo de las mallas, mientras la defensa azulgrana y Cillessen contemplaban la escena. Lejos de reaccionar, el Barça siguió sometido al ritmo que deseó el Levante. En el minuto 6, tras una serie de rebotes, Boateng remató y Cillessen, rápido de reflejos, evitó el segundo gol.

Que el equipo azulgrana no se sentía cómodo lo demostraban las estadísticas. Corría el minuto 10 y el Barça ya había perdido 13 balones. Precisamente de una pérdida de balón llegó el segundo gol del LevanteMiranda, que cuajó su peor partido como azulgrana hasta ahora, perdió un balón en el centro del campo que el Levante no desaprovechó. El balón le llegó a Boateng, que filtró un gran pase hacia el exmadridista Borja Mayoral que, tras escaparse de las marcas de Chumi y de Murillo, anotaba el segundo y definitivo gol.

Levante celebra segundo gol / EFE

Los jugadores del Levante celebran el segundo gol anotado frente al Barça / EFE

El 2-0 hizo despertar al equipo azulgrana. Al menos durante 5 minutos. Primero Dembelé realizó un disparo cruzado que paró el guardameta Aitor Fernández, que evitó también el gol azulgrana tras una cabalgada de MalcomAleñá, desde fuera, también lo intentó. Pero fue un espejismo. Atrás, el Barça fue débil. En el centro del campo, pese a que Arturo Vidal recuperaba balones, no había el control suficiente. Y Coutinho, Dembelé Malcom fueron muy inofensivos durante los 90 minutos. Los dos brasileños no aprovecharon la oportunidad que les brindó Valverde y el francés, pese a que estuvo más activo que sus dos acompañantes, se encontró bastante perdido en el puesto de 9 en el que debutó.

La segunda parte, mejor

En la segunda mitad el FC Barcelona mejoró la imagen de la primera, aunque el listón tampoco estaba demasiado alto. El equipo tuvo un poco más el balón tras el cambio del 3-5-2 al 4-3-3. Otra vez Dembelé fue el que más lo intentó, mientras Coutinho seguía con su travesía por el desierto. Valverde parecía conformarse con el resultado. Mientras Paco López daba entrada a Morales, por parte del Barça entraron Sergi Roberto por MirandaLenglet por Chumi Denis Suárez por Malcom. Los canteranos y el brasileño eran los señalados, aunque fueron tan culpables de la derrota como los otros ocho jugadores que empezaron el encuentro. El gallego, pese a que está prácticamente fuera del Camp Nou, fue el que le puso más ímpetu. Desde su entrada --que le costará 800.000 euros al club azulgrana-- intentó desequilibrar y provocó un penalti en el minuto 84.

La pena máxima fue transformada por Philippe Coutinho. El brasileño, que está pasando por su peor momento desde que llegó a Barcelona, ha confirmado en el partido frente al Levante su mal estado de forma, pero su gol le da esperanzas al club azulgrana para poder remontar la eliminatoria el próximo jueves en el Camp Nou. El ni tan siquiera ha celebrado el tanto. Mediante Dembelé Denis el Barça lo siguió intentando para lograr el empate. Un disparo blando del francés a las manos del guardameta Aitor Fernández fue la última ocasión azulgrana en el partido.

Messi, Suárez y el resto de titulares tienen deberes de cara a la semana que viene. Aunque el gol de Coutinho hace un poco más asequible la remontada azulgrana, el FC Barcelona tiene que mejorar muchos aspectos de cara a la semana que viene si quiere estar en la próxima eliminatoria de cuartos de final.

 

Hoy destacamos