Universo Blaugrana

Coutinho, sentado durante un entrenamiento del Barça / INSTAGRAM

Coutinho, sentado durante un entrenamiento del Barça / INSTAGRAM

Valverde prepara un plan específico para Coutinho en 2019

El brasileño acabó el año 2018 por detrás de Ousmane Dembelé

Pau Beya Acero

04.01.2019 20:58h

2 min

El próximo domingo 6 de enero se cumplirá un año desde que Philippe Coutinho se convirtió en jugador del FC Barcelona. El brasileño llegó procedente del Liverpool por un total de 130 millones de euros, una cifra que le convirtió en el fichaje más caro de la historia del club azulgrana. La adaptación al club y a la ciudad no pudo ser más rápida y pronto se convirtió en una pieza fundamental en el esquema de Ernesto Valverde.

En sus primeros cinco meses con la camiseta blaugrana, y pese a no poder disputar la fase final de la Champions League debido a que ya lo había hecho con el equipo de Anfield esa misma temporada, terminó la temporada con 10 goles en 22 partidos. una cifra nada desdeñable para un centrocampista.

Empezó la temporada 2018-19 de la misma forma que había acabado la anterior, como un tiro. En los 10 primeros partidos de Liga anotó 4 goles y repartió 1 asistencia y fue clave en algunos partidos como la victoria en Anoeta, donde cambió el partido tras entrar desde el banquillo, o en el Clásico, donde fue el responsable de abrir la lata.

Pero una inoportuna lesión muscular sufrida en el mes de noviembre le mantuvo apartado de los terrenos de juego durante tres semanas. Su sustituto, Ousmane Dembelé, no desaprovechó la oportunidad y se ganó una titularidad que aún hoy en día mantiene. El brasileño fue suplente en los últimos tres partidos de Liga del año 2018 y todo apunta a que lo será también en el primer encuentro de 2019.

Vuelta al interior

Valverde, quien conoce mejor que nadie la calidad que ostenta Philippe Coutinho, podría buscarle un nuevo hueco en el equipo y trasladarlo al centro del campo sin cambiar el 4-3-3. Eso requeriría que el brasileño se emplease más en defensa: el extremeño ya ha manifestado en más de una ocasión que cuando Dembelé y Coutinho juegan juntos, el equipo pierde equilibrio, un aspecto transcendental para el entrenador azulgrana.

Coutinho y Dembelé celebran un gol / EFE

Coutinho y Dembelé celebran un gol / EFE

Otra opción que maneja Ernesto Valverde y quizás más atractiva es la vuelta al 4-4-2 sentando a Ousmane Dembelé. El sistema con el que el FC Barcelona ganó Liga Copa del Rey la temporada pasada ha dado paso al 4-3-3 en ésta, pero no se descarta volver a los cuatro centrocampistas para que, sin tener que sentar a Arturo Vidal pueda entrar Coutinho

Las rotaciones serán clave

Encuentre Valverde o no un hueco para el brasileño, éste será una pieza clave para el tramo final de temporada del FC Barcelona. A partir de ahora el calendario se vuelve más exigente, con Liga y Copa del Rey este mismo enero y la Champions League a partir de febrero, y el técnico necesitará echar mano de las rotaciones para que ningún jugador se cargue en exceso de partidos.

Sea partiendo de titular o de suplente, sea con el once titular o con los menos habituales, Philippe Coutinho tiene que ser una pieza clave para que el FC Barcelona vuelva a optar a todo. Valverde lo sabe y por ese motivo va a tratar de hacer todo lo posible para recuperarlo.

 

Hoy destacamos