Universo Blaugrana

Leo Messi se lamenta por uno de los goles del Valencia CF / EFE

Leo Messi se lamenta por uno de los goles del Valencia CF / EFE

Valverde y Sergi Roberto regalan dos puntos al Valencia

Messi evitó el desastre pero no pudo lograr la victoria (2-2)

Pau Beya Acero

02.02.2019 20:27h

4 min

Se acabó la racha. El FC Barcelona fue incapaz de superar al Valencia en el partido correspondiente a la Jornada 22 de la Liga y no pudo encadenar su novena victoria consecutiva en el campeonato de la regularidad. El equipo dominó pero una serie de errores, en ataque y en defensa, provocaron la el empate ante un equipo ché que, respaldado por Neto, en ningún momento perdió la compostura pese al acecho constante del conjunto azulgrana.

No había que pensar en el encuentro del próximo miércoles frente al Real Madrid. Pero se hizo. Sobretodo Valverde, que volvió a las rotaciones. Descansaron Jordi Alba, Lenglet Arthur y en su lugar entraron Semedo, Vermaelen Aleñá, que todo sea dicho, no tuvieron ninguna culpa en el tropiezo del equipo aunque así lo pensara el Txingurri, que sacó al portugués y al canterano del césped tan pronto como pudo mientras Sergi Roberto Arturo Vidal disputaron los 90 minutos. El extremeño la famosa meritocracia ni sabe lo que es ni está interesado en conocerla.

El Valencia hizo mucho daño al contrataque

Bien pronto avisó el conjunto valenciano de que no pensaba regalar la derrota al FC Barcelona. Los catalanes salieron dormidos y a punto estuvo de aprovecharlo Parejo. Tuvo que meter una mano salvadora Ter Stegen porque si no el disparo del de Coslada se hubiera colado entre los tres palos. En el rechace tuvieron suerte los azulgrana, pues el disparo de Cheryshev se estampó en el poste izquierdo de la portería del alemán. Esos dos sustos sirvieron para que el Barça despertara y aunque no llegó ninguna ocasión clara, Neto tuvo que intervenir un par de veces para evitar que un centro envenenado de Roberto primero y un disparo típico de Coutinho después se colaran en su portería. El Valencia seguía muy ordenado, con dos líneas de 4 por delante del portero que entorpecían la circulación del balón.

Los 'chés' no llegaban al área desde el minuto 2. Pero era su tercera del partido y ya sabéis, a la tercera va la vencida. Perdió Messi el balón ante Parejo, que pudo cometer falta. El madrileño, que en todo momento sabía qué hacer, se la dio a Rodrigo. Y el canterano del Real Madrid lideró una contra vertiginosa en la que ni Rakitic ni Arturo Vidal pudieron alcanzarlo. La dio el delantero para Gameiro, que tras un disparo cruzado batió a Ter Stegen en el 24'.

Rodrigo, Gameiro y Wass celebran el tanto del francés / EFE

Rodrigo, Gameiro y Wass celebran el primer tanto del Valencia / EFE

El Valencia no desaprovechó la confusión del tanto y ocho minutos después anotó el segundo. Llegó tras un penalti infantil cometido por Sergi Roberto sobre Wass. El de Reus derribó al danés y regaló a los valencianos una oportunidad de oro que Parejo, todo un especialista, no desaprovechó. Es el 15º gol que recibe el FC Barcelona en el Camp Nou. Solo Rayo Vallecano Levante han encajado más goles. Como diría Schuster, no hace falta decir nada más.

El 0-2 despertó al Barça

Media hora después, el conjunto azulgrana por fin empezó a jugar. Sin ocasiones, pero con un dominio de balón que no tenía hacía minutos. Toni Lato recompensó a los catalanes por el error que había cometido Sergi Roberto seis minutos antes. La jugada no llevaba peligro pero derribó a Semedo dentro del área. Leo Messi definió a la perfección, esperando hasta el último instante para que Neto se tirara hacia el lado equivocado. Siguió insistiendo el FC Barcelona con un palo de Roberto primero y Messi después pero el partido llegó al descanso con 1-2.

En la reanudación parecía que los azulgrana en el vestuario habían ingerido el espíritu de la remontada frente al Sevilla. Nada que ver con los primeros 45 minutos. Presión alta, circulación rápida de balón y ocasiones de gol. Ya en el 46' tuvo que intervenir Neto para evitar el gol tras un zurdazo de Messi, el gran héroe culé ayer (y siempre). Volvió a participar el brasileño en el 52, en esta ocasión para desbaratar un muy buen disparo de Aleñá, uno de los mejores del equipo ayer. Y aún así salió del terreno de juego antes que Arturo Vidal Rakitic.

Cuando mejor estaba el Barça las tuvo el Valencia para dejar medio sentenciado el encuentro. Tras un contrataque hilado por Parejo y liderado por RodrigoTer Stegen evitó el gol del delantero con una muy buena intervención. En el rechace, el disparo de Wass se estampó en el cuerpo de Jordi Alba. Dos minutos después Rodrigo tuvo otra. A bocajarro, aunque llegó muy forzado, envió el balón a las nubes. Tuvieron tres en dos minutos y perdonaron. Y eso contra un equipo donde juega Messi es una irresponsabilidad.

Messi celebra el gol ante el Valencia / EFE

Messi celebra con rabia el segundo gol ante el Valencia CF / EFE

Y eso lo sabe también el argentino. En la jugada inmediatamente posterior, tras una buena conducción de Luis Suárez, el 10 vio un hueco que nadie más había alcanzado a ver en el Camp Nou. La puso justo donde la defensa valencianista no podía intervenir y donde Neto no podía llegar. Messi había logrado salvar, una vez más, a su equipo. 

Las molestias de Messi reanimaron al Valencia

Todo parecía encaminado a otra remontada épica. Messi estaba enchufado y empezaba a oler sangre en un Valencia que poco a poco se empezaba a hundir. En su mejor momento llegó lo peor que podía pasar. Un encontronazo con un jugador valencianista dejó al argentino tirado en la banda durante dos minutos, y después de eso le costó volver al nivel de los instantes anteriores a la lesión. A él y al FC Barcelona evidentemente

El encuentro se volvió a poner a la altura del resultado: igualado. El Valencia subió sus líneas y durante algunos momentos le birló el balón al conjunto azulgrana. Le costó volver a Messi y cuando volvió ya no había tiempo. Unos vergonzosos dos minutos de añadido de Undiano Mallenco culminaron un partido que el FC Barcelona deberá olvidar cuanto antes.

 

Hoy destacamos