Universo Blaugrana

De Jong, reclamando un penalti contra el Alavés | EFE

De Jong, reclamando un penalti contra el Alavés | EFE

El VAR, otra vez contra el Barça

Un arbitraje polémico volvió a perjudicar al conjunto azulgrana contra el Alavés

Redacción Culemanía @culemanias

01.11.2020 10:03h Actualizado: 01.11.2020 10:07 h.

2 min

En 2018, y por primera vez en la historia, la tecnología llegó al fútbol español. El VAR debía ser una herramienta para que la labor de los árbitros fuese mucho más sencilla, y para evitar polémicas. No obstante, dos años después el videoarbitraje está más en el punto de mira que nunca.

La diferencia de criterios de la herramienta es una calamidad, y un auténtico dolor de cabeza para los futbolistas. Sin embargo, hay que destacar que la utilización del videoarbitraje no se ha puesto tanto en duda hasta el regreso de la competición tras el confinamiento. Precisamente, pocos semanas después de que el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, llamase al presidente de la Federación, Luis Rubiales, para quejarse del VAR. 

Martínez Munuera señala un polémico penalti en el clásico Barça-Real Madrid | EFE

Martínez Munuera señala un polémico penalti en el clásico Barça-Real Madrid | EFE

Desde entonces, el Real Madrid ha sido uno de los equipos más favorecidos y beneficiados. Hasta en 20 oportunidades en un total de 17 jornadas la balanza cayó del lador madridista en jugadas o discutibles o que le tenían que haber ido claramente en contra.

En cambio, el FC Barcelona ha disputado 16 partidos de Liga, que se han saldado con 20 jugadas polémicas. En dos el árbitro se equivocó en acciones ajenas al protocolo VAR, en ocho el videoarbitraje decidió en contra del Barça, en otras siete no entró o no vio nada punible cuando los blaugrana lo pedían y en tres salió favorecido por una posterior revisión de la jugada. Una sonrojante diferencia de trato entre los dos grandes del fútbol español. 

El VAR vuelve a perjudicar al Barça

Una semana después del clamoroso penalti de Martínez Munuera en el clásico, que provocó la ira del Barça y la denuncia a la RFEF, el VAR volvió a hacer de las suyas. En el empate ante el Alavés en Mendizorroza, el resultado podría haber sido distinto si Hernández Hernández y sus asistentes en el VAR hubiesen revisado la jugada más polémica del encuentro. 

Cerca del descanso, el Barça reclamó un penalti de Ximo Navarro sobre De Jong, en el área del Alavés, cuando el jugador del equipo vasco empujó al holandés. Una pena máxima que podría haber cambiado la historia del partido. El centrocampista holandés buscaba conectar de cabeza un centro al área que había servido Sergi Roberto, y justo en el momento en el que estaba tocando el balón con la cabeza, Ximo Navarro le desequilibró.

Ni el colegiado principal, Hernández Hernández, ni el árbitro de VAR, Iglesias Villanueva, tomaron ninguna decisión. El árbitro ni siquiera consultó la jugada con la ayuda del vídeo. Una jugada que los culés protestaron enérgicamente, sobre todo porque guardaba muchas similitudes con el penalti que sí se pitó a Sergio Ramos en el clásico. 

Incluso uno de los candidatos a la presidencia del FC Barcelona, Toni Freixa, no se mordió la lengua a la hora de criticar a los árbitros por obviar la acción, publicando un tuit en el que fue muy explítico: 'Ladrones!!!' Posteriormente, también adjuntó capturas de la acción e instó a la RFEF a responder por qué la acción no fue considerada penalti. 

Toni Freixa explota contra los árbitros | REDES
Toni Freixa explota contra el arbitraje | REDES

 

 
Hoy destacamos