Universo Blaugrana

Una foto de archivo del RCD Espanyol / EFE

Una foto de archivo del RCD Espanyol / EFE

El vértigo que empequeñece al Espanyol

El conjunto blanquiazul acusa el miedo escénico cada vez que tiene ocasión de hacer algo grande

Redacción Culemanía

07.12.2018 14:01h

2 min

El Espanyol está cuajando una excelente temporada. El equipo de Rubi llegó a coquetear con el liderato de la Liga durante varias semanas. Tras la novena jornada quedaron segundos en la tabla, a un solo punto del líder, el Barça. Y se mantuvieron en la zona noble hasta las tres últimas jornadas. Sin embargo, tres derrotas consecutivas han relegado al conjunto blanquiazul a la séptima plaza.

El Espanyol ha acusado en estos últimos partidos el miedo escénico. Verse en lo más alto genera presión. Es un mal que acostumbra a atacar a los pericos cada vez que tienen ocasión de hacer algo grande.

Sevilla, Girona y Getafe han cortado la inercia ganadora que tenían los blanquiazules. Tres derrotas consecutivas en las que, además, han encajado muchos goles. El Girona les endosó tres tantos en Cornellà-El Prat y el Getafe hizo lo propio en su feudo. Hasta entonces el Espanyol se había mostrado muy sólido en defensa. Pero el muro se ha resquebrajado.

El derbi más igualado

Con todo, el Barça afronta un derbi que no va a ser ni mucho menos plácido. El de este sábado será el derbi más igualado de los últimos 11 años. Hay que remontarse a la temporada 2007-08 para encontrar una distancia tan corta entre Barça y Espanyol en Liga. Curiosamente, aquel año Ernesto Valverde se sentaba en el banquillo blanquiazul.

En aquella ocasión el duelo terminó en empate a uno. Un gol madrugador de Andrés Iniesta adelantó al Barça, pero el Espanyol logró igualar el encuentro con un tanto de Ferrán Corominas.

La última victoria blanquiazul

La última victoria del Espanyol en Liga frente al Barça data también de la etapa del Txingurri en el conjunto perico. Fue el 13 de enero de 2007 y los blanquiazules se impusieron por 3-1 con goles de Luis García, Tamudo y Rufete. El duelo, disputado todavía en Montjuïc, dejó para el recuerdo la imagen de Frank Rijkaard rompiendo de un puñetazo el plástico lateral del banquillo que ocupaba el Barça.

El Espanyol todavía no ha ganado al Barça en Liga desde que juega en Cornellà-El Prat. El balance es de cuatro empates y cinco derrotas para los pericos. Sí lograron vencer a los azulgrana en el partido de ida de la Copa, el 17 de enero de este mismo año. Un gol de Melendo en los compases finales del encuentro permitió a los blanquiazules soñar con la clasificación. El Barça remontó en el Camp Nou.

 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.