Universo Blaugrana

Imagen de archivo de Dembelé en un partido del Barça. / EFE

Imagen de archivo de Dembelé en un partido del Barça. / EFE

El vestuario del Barça está harto de Dembelé

La actitud del jugador francés no gusta ni a la afición ni a sus compañeros

12.11.2018 19:11h

3 min

Ousmane Dembelé se ha ganado a pulso las críticas hacia su persona. Cuando ha saltado al terreno de juego, el atacante francés ha ofrecido un juego muy por debajo de lo que se espera de él, pero es que además, su actitud fuera del terreno de juego tampoco ha acompañado. Dembelé ha pasado de ser un jugador bien considerado a quedar en entredicho.

La afición se mostraba descontenta con su juego, el mismo que le llevó de ser titular en las primeras jornadas del campeonato a ver los partidos desde la grada, pero su falta de profesionalidad ha copado la paciencia de un vestuario que no entiende su manera de ser y de tomarse el jugar en un club como el Barça.

Falta de compromiso de Dembelé

Dejando su discutible juego y falta de entendimiento con los compañeros durante el juego, algo que también ha molestado en el vestuario del Barça es el poco compromiso que Dembelé está mostrando con el club. Con 21 años, el atacante francés forma parte de uno de los mejores clubes del mundo, pero a él parece darle igual.

Una foto de Dembelé contra la Cultural Leonesa / EFE

Una foto de Dembelé contra la Cultural Leonesa / EFE

Los reiterados retrasos a la hora de llegar a los entrenamientos, e incluso a concentraciones previas de un partido, son vistos con muy malos ojos dentro del vestuario. A su vez, su actitud despistada y poco integradora está haciendo que la convivencia con él no sea agradable. Pero si hay algo que irrita al vestuario es que Ousmane Dembelé tampoco muestra interés en remediar la situación.

El atacante francés parece estar más preocupado de pasar tiempo nocturno con sus amigos o de lo videojuegos. La última del ex del Borussia Dortmund fue no asistir al entrenamiento, del pasado jueves, y estar más de una hora localizable, alegando sufrir una gastroenteritis.

Deschamps critica a Dembelé

Alguien que ha sido preguntado por el tema es Didier Deschamps, que ha convocado a Dembelé para los próximos compromisos de la vigente campeona del mundo. El seleccionador francés ha reconocido que "Ousmane tiene un poco la costumbre de llegar con retraso". A su vez, el técnico nacional de Francia ha advertido al jugador con una palabras en las que debería fijarse. "Ya sea en su club o en la selección francesa, él debe estar un poco más atento a las cosas que forman parte del día a día en un futbolista de alto nivel", apuntó Deschamps

Problemas en el campo

Si su personalidad en el vestuario es complicada, también lo es sobre el terreno de juego, donde ha dado muestras de esta misma indiferencia. El partido Barça-Sevilla del pasado 20 de octubre fue el mejor ejemplo. Dembelé fue el escogido para sustituir a Leo Messi después de que éste cayera lesionado. Desde la orden hasta su ingreso en el terreno de juego pasaron 10 minutos, todo ello por la excesiva lentitud y parsimonia con la que actuó el extremo francés.

Una foto de Dembelé con Ernesto Valverde en el Camp Nou / EFE

Una foto de Dembelé con Ernesto Valverde en el Camp Nou / EFE

Más allá de este momento puntual, pero clamoroso, en los últimos partidos en los que ha actuado han sido frecuentes las recriminaciones a Dembelé por parte de sus compañeros. Jugadas sin sentido llevadas al límite, malos pases o falta de reacción con una perdida de balón, han sacado de quicio a jugadores como Luis Suárez, Jordi Alba o Rakitic, que han visto como buenas acciones de ataque se iban al garete por la falta de visión y actitud de Dembelé.

Tal es el malestar con el futbolista francés que tras conseguir marcar el gol del empate contra el Rayo Vallecano el pasado 3 de noviembre, ningún jugador le arropó en el festejo. Si bien se puede alegar a que eran los últimos minutos y el equipo quería jugar rápido para ir a por el partido, la actitud de la plantilla del Barça en ese momento dista mucho de lo mostrado en otros, como cuando Malcom marcó con el Inter de Milán y todos los jugadores fueron rápidamente a felicitarle.

La posición de Ousmane Dembelé en el Barça está muy debilitada y sólo depende de él mejorarla, pues tanto cuerpo técnico como compañeros se han esforzado para que su integración fuese óptima. El pasado domingo tuvo su primer aviso serio al no ser convocado por Ernesto Valverde. Con el parón de selecciones se viene un descanso en el que tal vez pueda reflexionar, pero de no ser así su continuidad en el conjunto azulgrana será muy discutida.

 

Hoy destacamos