Universo Blaugrana

Xavi Hernández, durante su debut en el banquillo del Barça / FCB

Xavi Hernández, durante su debut en el banquillo del Barça / FCB

Xavi bebe de la medicina que liquidó a Koeman

El entrenador egarense no da con la tecla del gol

Carlos Medina @camebe27

24.11.2021 16:06h Actualizado: 24.11.2021 18:05 h.

2 min

El nuevo Barça de Xavi no es muy diferente del equipo que dejó Koeman. Sí que es cierto que después de mucho tiempo el conjunto azulgrana ha recuperado su estilo de juego.

Las buenas sensaciones están ahí, aunque la plantilla es la misma. El holandés también tenía muy buenas intenciones, pero Laporta dejó de confiar en él, lo debilitó y encima tuvo que asumir las consecuencias de la falta de gol.

Sin gol no hay fútbol

La realidad dice que el Barça no tiene en su plantilla delanteros con mucho gol. En estos últimos años se han ido Neymar, Súarez, Messi y Griezmann.

Los jugadores encargados de anotar ya no están en la plantilla. Por mucho estilo que recupere este nuevo Barça, Xavi también va a sufrir esas consecuencias porque ya no están estos goleadores en el equipo. Ahora solo hay dos perfiles con gol, el lesionado Ansu Fati, y Memphis Depay, que tiene gol, pero le va a días, tampoco es un goleador nato.

Difícilmente algún jugador de este equipo podrá alcanzar las cifras goleadoras de los que ya no están. Una de las cosas que más se le ha echado en cara a Koeman es precisamente esto, la falta de gol.

Xavi no da con la tecla del gol

Es cierto que Xavi lleva muy poco en el equipo, ya que tan solo ha disputado dos partidos. Lo malo es que en estos encuentros su equipo solo ha conseguido marcar un gol, y de penalti.

Xavi Hernández, en el vestuario del Barça / FCB

Estos malos datos acabaron liquidando a Koeman. A favor del egarense hay que decir que recuperado la ilusión de los aficionados y lo más importante, de sus jugadores. Sin embargo la plantilla es la que es, y milagros no se pueden hacer.

Con las salidas de Messi y Griezmann el Barça tendría que haber buscado en el mercado un jugador con gol. Laporta trajo a Memphis Depay y Agüero para cubrir estas dos bajas. El primero ha ido de más a menos, y el segundo está de baja.

El papel residual de Luuk

Koeman intentó convencer que la solución a estos problemas era Luuk De Jong. Evidentemente eso no fue así. Xavi no confía en el delantero propiedad del SevillaMessi y Griezmann marcaron 58 de los 122 goles del Barça la temporada pasada, el 47,54%. Probablemente Laporta se haya equivocado trayendo a futbolistas que jamás podrán alcanzar estas cifras goleadoras. Lo peor de todo es que en enero no parece que el conjunto azulgrana esté por la labor de fichar a un delantero centro, ya que Xavi ha pedido a extremos.

Xavi anima a sus jugadores durante el Barça-Benfica de la Champions / FCB

El futuro dirá si el técnico catalán consigue revertir esta situación o no. Muy fácil no lo tiene debido a que su equipo no tiene gol. Su prioridad máxima es la de recuperar a jugadores como Dembelé o Ansu Fati. Hay que recordar que el conjunto azulgrana tiene a otro delantero en la platilla, se trata de Martin Braithwaite. Habrá que ver si una vez recuperado tiene minutos o no.

 
Hoy destacamos