Universo Blaugrana

Xavi y Ancelotti, durante el Real Madrid-Barça del Bernabéu / EFE

Xavi y Ancelotti, durante el Real Madrid-Barça del Bernabéu / EFE

Xavi emula a Guardiola y Luis Enrique con una exhibición en el Bernabéu

El técnico de Terrassa logra una victoria histórica en Madrid que refuerza su gestión

Lluís Regàs @LluisRegas

21.03.2022 00:21h Actualizado: 21.03.2022 12:07 h.

2 min

Xavi Hernández se doctoró en el Bernabéu. El Barça humilló otra vez al Real Madrid en un partido que retrató el crecimiento azulgrana y castigó la prepotencia madridista. Emuló el técnico de Terrassa a Pep Guardiola y Luis Enrique en un campo que Leo Messi convirtió en su jardín favorito. Sin el crack argentino, el equipo barcelonista tumbó a un Madrid crecido en un partido que puede marcar un nuevo rumbo en el fútbol español.

El Barça fulminó todos sus complejos en el Bernabéu. Hacía tres años que el grupo azulgrana no ganaba al Real Madrid y rompió su malefició con otra actuación memorable. A diferencia del 2-6 con Pep Guardiola, del 0-4 con Luis Enrique e, incluso, del 0-3 de Valverde, el Barça, probablemente, no ganará la Liga, pero la victoria de este domingo aliviará muchas penas.

Ferran y Aubameyang

Marcó cuatro goles el Barça en Madrid, pero pudo lograr alguno más. Ferran y Aubameyang, una auténtica pesadilla para la defensa madridista, fallaron claras ocasiones de gol en un partido que el equipo de Xavi dominó de principio a fin. Su superioridad en el centro del campo fue insultante. Sin Benzema, el grupo de Ancelotti fue muy previsible. 

Pierre-Emerick Aubameyang pone los goles y sonríe como los jugones en el Bernabéu / EFE
Aubameyang celebra uno de sus dos goles al Madrid / EFE

Ancelotti no supo maquillar la baja de Benzema. El invento de situar a Modric como falso delantero centro penalizó al Real Madrid. Xavi, en cambio, acertó al situar a Araujo como lateral derecho para anular a Vinicius. El técnico de Terrassa fue atrevido en el Bernabéu y tuvo premio. Se la jugó con tres delanteros y golpeó a un Madrid con muchas dudas. Demasiadas.

El despido de Koeman

El Barça, que comenzó el curso actual con muchas tensiones, ya es un equipo reconocible. Tras el despido de Koeman, a Xavi le costó dar con la tecla en un equipo con muchas lesiones y carencias. Los fichajes de Alves, Ferran, Adema y Aubameyang le cambiaron la cara al equipo. 

Xavi Hernández, lamentándose por una ocasión fallada de Ferran Torres / EFE
Xavi se lamenta de una ocasión de gol fallada por el Barça / EFE

Con Ferran, el Barça tiene delantero para años. El valenciano se ofrece siempre. Falla muchas ocasiones, pero es muy fiable y le sobra clase. Toda la pegada que no tiene Ferran la suple Aubameyang, un delantero que disfruta de una bola extra extra con el equipo azulgrana. En el Bernabéu, el futbolista de Gabón marcó dos goles y suma ya siete en la Liga.

La sala de máquinas

Xavi también ha encontrado el equilibrio perfecto en la sala de máquinas. Sergio Busquets no se discute. Tampoco la magia de Pedri. Y Frenkie de Jong se siente cada día más cómodo, con Gavi como primer recambio. Y, en defensa, el equipo cada día es más contundente.

En Madrid, Xavi vivió una noche muy plácida. Tan cómodo fue el triunfo azulgrana que al técnico le disgustó que su equipo levantara el pie del acelerador en los últimos minutos. "Sin exigencia, no hay resultados. En los últimos minutos del segundo tiempo pudimos jugar mejor", sentenció Xavi, otro técnico que silenció el Bernabéu. Como Guardiola y Luis Enrique, sus maestros.

 
Hoy destacamos