Universo Blaugrana

Xavi Hernández, técnico del Barça, en Granada / EFE

Xavi Hernández, técnico del Barça, en Granada / EFE

Xavi manda un mensaje demoledor a Riqui Puig

El técnico de Terrassa apenas da carrete al centrocampista, que sigue sin triunfar con el Barça

Lluís Regàs @LluisRegas

09.01.2022 09:38h Actualizado: 10.01.2022 13:17 h.

1 min

Algo pasa con Riqui Puig. Ni Ernesto Valverde, ni Quique Setién, ni Ronald Koeman ni Xavi Hernández confían en el futbolista de Matadepera. Nadie esgrime el problema del centrocampista, quien año tras año debe conformarse con un papel muy secundario en el Barça. El sábado, en Granada, Xavi no dijo nada de Riqui, pero lo dijo todo.

 

En el tramo final del partido, cuando el Barça había perdido el control del partido tras la expulsión de Gavi, Xavi pedía a sus jugadores que se defendieran con el balón. Que alargaran las posesiones. Que tuvieran paciencia. El escenario parecía ideal para que entrara Riqui Puig, sobre todo en un equipo que jugaba con el mínimo de fichas del primer equipo.

Antes Álvaro Sanz

Xavi, sin embargo, dio entrada a Álvaro Sanz, un joven en fase de crecimiento. Y su explicación en la posterior rueda de prensa deja muy tocada a Riqui Puig. El técnico no citó al centrocampista. "Necesitábamos a Álvaro Sanz. Es un jugador que no pierde balones, con una buena circulación de la pelota", esgrimió el entrenador del Barça.

El relevo de Koeman por Xavi fue muy bien acogido por Riqui Puig. Al actual técnico del Barça le encantan los futbolistas con buena técnica. Sin embargo, Riqui juega poco. Y cuando lo hace, como en el campo del Linares, sus actuaciones no son satisfactorias.

Riqui Puig, objeto de críticas por su partido contra el Linares / EFE
Riqui Puig, en Linares / FCB

Xavi y otros entrenadores le recriminan la falta de sacrificio defensivo. El técnico de Terrassa asume que no es un jugador muy físico, pero le pide que se anticipe a las jugadas, que presione alto, como hacía Iniesta.

Poca intensidad

En la Ciutat Deportiva Joan Gamper, en Sant Joan Despí, también aseguran que Riqui Puig no se entrena con la intensidad que desean sus entrenadores. Y su talante altivo molesta mucho a los entrenadores. Incluso a algunos futbolistas.

El Barça tiene un problema con Riqui Puig, cuyo valor de mercado cae año tras año. Hoy, el club difícilmente ingresaría más de 10 millones de euros por un futbolista que apuntaba muy alto y que se ha convertido en un gran problema.

 
Hoy destacamos