Cule-Brón

La modelo Coral Simanovich y su marido, el futbolista del Barça Sergi Roberto, teñidos de rosa / FOTOMONTAJE DE CULEMANÍA

La modelo Coral Simanovich y su marido, el futbolista del Barça Sergi Roberto, teñidos de rosa / FOTOMONTAJE DE CULEMANÍA

Coral Simanovich ve la vida de color rosa con Sergi Roberto

La modelo israelí vive feliz en compañía del futbolista del Barça

Redacción Culemanía

05.11.2018 13:34h

1 min

Hay días que Coral Simanovich se despierta especialmente inspirada. Atrevida. Y ve la vida de color de rosa.

“Un toque de rosa para estos días nublados es siempre una buena idea”, escribió en una de sus últimas publicaciones en Instagram. Y subió una imagen en donde viste unos llamativos pantalones rosas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Touch of pink for this cloudy days its always a good idea ⛅️

Una publicación compartida de Coral Simanovich (@coralsimanovich) el

Coral Simanovich combinó sus coloristas pantalones con unos zapatos de tacón blancos y un jersey níveo con capucha. La modelo parecía la pantera rosa. O una nube de golosina. Desde luego, ella es igual o más dulce.

La modelo no dejó escapar el más mínimo detalle y lució unas gafas rosas a juego con sus vistosos pantalones.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Good Morning🦄

Una publicación compartida de Coral Simanovich (@coralsimanovich) el

Porque Coral Simanovich ve la vida de color de rosa de la mano de Sergi Roberto. Su compañero, su gran amor.

El futbolista del Barça es el afortunado acompañante de la modelo. Siempre galante al lado de la modelo. Ella coge la cámara e inmortaliza sus momentos más íntimos y cotidianos.

Coral Simanovich y Sergi Roberto en el ascensor / Instagram

Coral Simanovich y Sergi Roberto en el ascensor / Instagram

Como en el ascensor. Una rutina de lo más aburrida y monótona que, sin embargo, puede convertirse en toda una aventura junto con Coral Simanovich.

Coral Simanovich y Sergi Roberto de paseo por Barcelona / Instagram

Coral Simanovich y Sergi Roberto de paseo por Barcelona / Instagram

O un paseo por la ciudad de Barcelona. Un viernes cualquiera, sin ningún propósito en especial. Solo disfrutar de la compañía del ser querido.

 

Hoy destacamos