Cule-Brón

Ter Stegen en una zapatería

Ter Stegen en una zapatería

Ter Stegen, el capitán que piden muchos culés

El guardameta del Barça se ha ganado el cariño y respeto de la afición por su humildad y profesionalidad

Christian Clarasó

04.09.2019 00:00h Actualizado: 04.09.2019 00:01 h.

2 min

Tras meses de rumores ter Stegen llegó al Barça en el verano de 2014. Previsiblemente hasta junio de 2019. Ya han pasado cinco temporadas y con esta suman seis. Al alemán le espera un gran futuro en el club catalán. El marido de Daniela Jehlé tenía un reto muy grande por delante. Debía estar a la altura de uno de los mejores guardametas del Barça, Víctor Valdés. Poco a poco fue ganándose a la afición hasta tal punto que muchos piden que lleve el brazalete de capitán. 

Aunque no lo sea oficialmente, Marc-André ter Stegen se ha ganado el título de capitán de la afición. Los culés están muy contentos con él por su actitud y profesionalidad. El guardemeta siempre se ha mostrado una persona muy cercana. No le importa pararse a firmar autógrafos y sacarse fotografías con sus seguidores, tampoco tiene ningún problema en hablar con la prensa, ni tan siquiera en saludar a sus rivales en el campo, aunque el partido no haya salido como se esperaba. 

Precisamente ante el Osasuna, solo Griezmann y él se pararon a saludar. Incluso la temporada pasada en Anfield, cuando el Barça se dejó escapar la Champions de sus manos. Mientras el resto se metía cabizbajo a los vestuarios para marcharse de aquel lugar, ter Stegen felicitó a los rivales. Un gesto que le honra. Demuestra que sabe perder y que acepta las críticas. 

Ter Stegen lleva consigo la humildad por bandera. Además siempre se ha sentido muy orgulloso de estar en Cataluña. De hecho está muy integrado. El guardameta vive en un piso de Gràcia, un barrio con mucha vida y muy vecinal. La pareja se instaló en una casa modesta, sin grandes lujos. Y en muchas ocasiones se ha podido ver al futbolista salir de casa con su patinete eléctrico para buscar el pan en su panadería favorita. 

Ter Stegen incluso hace uso del transporte público, como cualquier otro ciudadano. Un seguidor le vio entrar en la parada de Drassanes en Las Ramblas. Y posteriormente otro lo fotografió en uno de los vagones. El joven cogió la L3 que pasa por su barrio, Gràcia. Muchos de sus vecinos dicen que es muy común verlo por el barrio haciendo vida normal. Se corta el pelo en una peluquería regentada por Hachim que "cobra solo cinco euros por pelar". 

Ter Stegen entra al metro
ter stegen en el metro

A ter Stegen ni el dinero ni la fama se le ha subido a la cabeza. Por cualquier calle que pasea hay alguien que le conoce, es inevitable. Pero eso no le importa. Ter Stegen pasea siempre tranquilamente por las calles de Barcelona, incluso de las más céntricas y pobladas de turismo. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Passejant per l’Eixample...🙂

Una publicación compartida de Marc ter Stegen (@mterstegen1) el

Recientemente estuvo paseando por las calles del Eixample. Así lo mostró en sus redes sociales. Con una camiseta, unos tejanos y unas deportivas sin marcas, ter Stegen escribió: “Passejant per l’Eixample...” (“Paseando por el Eixample”). Algo que sorprendió y mucho. El guardameta está aprendiendo el idioma de la ciudad. 

Me gusta tu catalán, Marc!”, le ha contestado Marc Bartra. Sus gans han demostrado en las redes sociales que están muy orgullosos de él. 

En unos meses ter Stegen le enseñará estas calles y su historia al bebé que espera junto a su pareja. 

 

 
Hoy destacamos