Culemaníacos

Las jugadoras del Barça celebran un gol en el Mini / FCB

Las jugadoras del Barça celebran un gol en el Mini / FCB

El Barça contra las reinas de Europa, el femenino contra la historia

Las azulgranas se juegan ante el Olympique de Lyon la final de la Women’s Champions League con un reto único

Claudia Granja @c_granjafranch

17.05.2019 23:40h

2 min

Sueño cumplido y sueño por cumplir. Así se presenta la final de la Women’s Champions League que el Barça juega este sábado. La primera de su historia –y de cualquier equipo español--  ante el vigente campeón de las últimas tres ediciones y el equipo con mayor número de copas, cinco; el Olympique de Lyon.

Las francesas llevan jugando finales desde la remodelación de la competición en 2010. En total ocho finales, cuatro de ellas consecutivas desde 2015. Unas cifras que suponen para las azulgranas afrontar un reto mayúsculo para un equipo que se propuso la Liga y la Copa como trofeos a ganar esta temporada, y apostó por a Champions de una forma más comedida dada la competitividad de los grandes de Europa.

Todo ha salido al revés, pero el Barça está en una final europea. 90 minutos para soñar, sufrir, correr y jugar ante el mejor equipo de Europa al que, sorprendentemente, la chicas de Luis Cortés esperan destronar.

Pronóstico, en contra

Las lionesas son las reinas de Europa, pero si no están dispuestas a abdicar, las azulgranas forzarán la guerra. El historial de las francesas juega en contra de las catalanas. Las más expertas contra las noveles, pero a un partido todo es posible.

Las jugadoras del Olympique de Lyon celebrando la Champions League la pasada temporada / EFE

Las jugadoras del Olympique de Lyon celebrando la Champions League la pasada temporada / EFE

La competitividad y superioridad de la Liga francesa frente a la española –al contrario de lo que ocurre en el fútbol masculino-- es abismal, tanto o más como la inversión económica que se realiza, especialmente los dos gigantes: Lyon y PSG.

La historia también ha demostrado que no son invencibles. Las últimas tres ediciones, tuvieron que sufrir más de lo esperado para alzarse con el trofeo. En 2016 y 2017 la fortuna de los penaltis les dio el título y la temporada pasada el Wolsburgo las obligó a llegar a la prórroga para continuar con su hegemonía europea.

A un partido todo es posible

Las azulgranas son conscientes de la experiencia francesa, pero llegaron a Budapest sin complejos.  Así deben jugar las azulgranas si pretender tener opciones reales de destronar a las reinas y conseguir un hito histórico.

Ningún equipo tiene en sus vitrinas una Champions de sus dos respectivos primeros equipos --masculino y femeninio-- y el FC Barcelona podría ser el primero en lograrlo. Para ello habrá que saber detener y sacudir la pegada ofensiva del Lyon y ser determinantes en ataque.

El Barça cuenta con la destacada baja de Kheira Hamraoui quien fue expulsada en la vuelta de las semifinales ante el Bayern de Munich. Un rompecabezas que Luis Cortés deberá resolver entre experiencia o inspiración; Andressa o Aitana.

Una foto de archivo del Barça femenino / Instagram

Una foto de archivo del Barça femenino / Instagram

Con Sandra Paños bajo palos, --salvadora en semifinales-- todo apunta a que Luis Cortés optará por su once de gala más reciente. Leila, María León, Pereira y Torrejón en defensa, Vicky Losada, Alexia y Andressa en la medular –quien entraria por Hamraoui—y en ataque Martens, Duggan y Mariona.

Los duelos

Sin duda el máximo peligro es Ada Hegerberg, la actual Balón de Oro, que a sus 23 años ya ha llegado a los 300 goles en su carrera profesional de los cuales 41 han sido en Champions.

Una pesadilla hecha realidad para María León y Andrea Pereira. Tampoco estará sola, Bouhaddi, Rernard y Le Sommer son la columna vertebral del equipo que ha conseguido los últimas cinco Champions del conjunto francés.

La delantera azulgrana, liderada por Martens, tendrá que poner a prueba los reflejos de Bouhaddi para regresar con el título a la capital catalana. 

 

Hoy destacamos