Culemaníacos

El técnico Pep Guardiola da indicaciones en la banda / EFE

El técnico Pep Guardiola da indicaciones en la banda / EFE

Guardiola descarta ser presidente del Barça

El extécnico de los culés rechaza la opción de ser algún día dirigente blaugrana

Oriol Quintana

20.12.2018 20:29h

1 min

​Pep Guardiola visitó este miércoles la cárcel de Lledoners, en la comarca del Bages. El actual entrenador del Manchester City y ex del Barça visitó a los políticos catalanes en prisión. Al salir de su visita se hicieron públicas unas declaraciones suyas en la radio de la cárcel.

El entrenador del sextete habló sobre todo de política y su polémica con los lazos amarillos en Inglaterra. “Allí han intentado entender el porqué de los lazos”, explicó Guardiola. “Lo han aceptado con normalidad y creo que aquí pasaría lo mismo”, sentenció el catalán.

Siempre sobre el césped

En esa misma entrevista en la radio de la prisión, el entrenador de los citizens negó cualquier posibilidad de ser presidente. “Yo creo que lo hago bien haciendo de entrenador. Ser dirigente implica ir a muchas cenas de directivas y eso me aburre mucho”, añadió. También mostró su pasión por el “olor a césped, la competición y los nervios”.

Una foto de archivo de Pep Guardiola en el banquillo del Manchester City / EFE

Una foto de archivo de Pep Guardiola en el banquillo del Manchester City / EFE

Finalmente, Pep Guardiola declaró que no se siente atraído por la política. “No me gusta mucho la política porque demuestra mucho cómo es el ser humano”, añadió. Aunque se muestra claramente de izquierdas no quiere inmiscuirse en el mundo político y difícilmente lo veamos liderando un partido 

Gran sorpresa para Valdés

Víctor Valdés en el reportaje Take the ball, pass the ball --donde se repasa los años de Guardiola en la entidad culé-- desveló cómo le sorprendió el técnico de Santpedor en primer día.

En el reportaje el portero catalán explica que Guardiola le contó la salida de balón desde la portería. La posición de centrales --Piqué y Puyol-- se abría hasta los córneres y el juego se debía darse en horizontal. “Está loco pensé, pero como yo también estoy un poco loco mes sentí identificado con él”, concluyó con una sonrisa.

No hay duda que el técnico catalán no deja a nadie indiferente ni dentro ni fuera el campo. Siempre seguro de sus actos, Pep Guardiola es más que un simple entrenador.

 

Hoy destacamos