Culemaníacos

Messi, Piqué y Koeman en la investidura de Laporta / FCB

Messi, Piqué y Koeman en la investidura de Laporta / FCB

Messi está muy molesto con Gerard Piqué

El astro argentino se siente decepcionado con el que era su amigo desde los 13 años

Víctor Malo @VMalo8

23.12.2021 01:38h Actualizado: 23.12.2021 02:09 h.

5 min

Amigos desde los 13 años, cuando coincidieron en el cadete del Barça. Su relación actual dista mucho de ser la que fue antaño. Aunque, públicamente, Leo Messi no se ha dirigido recientemente a Gerard Piqué, Culemanía ha podido saber de fuentes muy próximas al astro argentino que en privado no se corta a la hora de decir lo que piensa. Enfado y decepción son las palabras que mejor definen los sentimientos del ahora delantero del PSG hacia el central culé, del que está cada vez más alejado. 

Los motivos del descontento de Messi no son solamente los rumores que corren sobre el supuesto consejo de Piqué a Laporta para que se deshiciera del crack rosarino en verano, sino también algunas declaraciones públicas que ha realizado el defensa. Aunque siempre que le preguntan habla bien de Messi y le regala piropos como futbolista, cuando se refiere a su salida del Barça no es tan contundente. En una entrevista a El País el pasado 23 de octubre, Gerard reconoció que la continuidad de Leo era complicada en el plano económico: "Pienso en que si se renovaba a Leo los números iban a ser muy complicados… No sé si era viable o no haciendo todos un esfuerzo monumental. No tengo la información".

Las palabras que ofendieron a Messi 

Estas palabras ofendieron a Messi, que en círculos internos ha llegado a decir que gracias a él, la mayoría de sus compañeros obtuvieron unos salarios que seguramente jamás habrían imaginado. Leo siempre apretó a Bartomeu para mantener el bloque, teniendo especialmente bien pagada a la columna vertebral del equipo y el expresidente, dependiente de Messi como era, no tuvo la autoridad para impedir esa inflación salarial que se aceleró especialmente tras la marcha de Neymar. Por ello, al siete veces Balón de Oro le duele que cuando él se ofreció a bajar el 50% del sueldo, no hiciesen lo mismo sus compañeros, permitiendo, y siendo cómplices en algún caso, su salida en agosto. 

Josep Maria Bartomeu y Leo Messi firman la última renovación de contrato del argentino / FCB

Bartomeu firmó la última renovación de Messi por el Barça / FCB

Sobre el plano deportivo, Piqué comparó su adiós al de Cristiano Ronaldo del Real Madrid, aunque es una obviedad que simbolizan cosas muy diferentes para uno y otro club: "Es que nunca te imaginas que se pueda ir. Pero claro que es difícil que se vaya el mejor jugador de tu historia. Aunque era un momento que tenía que llegar. Es importante ver cómo reacciona el club. El Madrid, cuando se fue Cristiano, pasó también una época en la que no le metía un gol al arcoíris. Nosotros hemos vivido de Leo muchos años y ahora tenemos que encontrar nuevos referentes". 

El recado de Messi a Piqué 

Estas declaraciones terminaron de enojar a Messi, que pasó al ataque con otro mensaje sibilino que pasó desapercibido en la prensa. Lo hizo en una entrevista al diario Sport poco después, el pasado 1 de noviembre. Acción, reacción: "Sí. Hablo seguido con el Kun Agüero, que no fue compañero pero que es un gran amigo. Con Busi, con Jordi Alba también hablo seguido". Leo tenía claro qué nombres quería destacar y cuál no. 

Preguntado por los periodistas sobre si se sentía decepcionado con alguien, en clara alusión a Piqué, Messi insistió: "No, decepcionarme no, porque los conozco a todos de memoria. Los que esperaba que me arroparan, lo hicieron. Les tomó de sorpresa como a mí. Estuvieron al lado mío y apoyándome en todo momento". A buen entendedor, pocas palabras bastan. Los que le arroparon, porque les había pillado por sorpresa su marcha, son los mismos a los que cita en la declaración anterior, donde no aparece el nombre de su amigo de infancia. 

Piqué titubea ante Pablo Motos

Piqué volvió a entonar la palabra en una entrevista para El Hormiguero el 30 de noviembre. En el plató de Madrid trató de destensar al máximo una relación que en estos momentos parece irreconciliable: "Hemos compartido 16 o 17 años de vestuario. Siempre lo he dicho que Leo, para mí, es como un hermano (...) y le deseo lo mejor. Ayer volvió a ganar el Balón de Oro, que creo que es el definitivo para demostrar a todo el mundo que es el mejor de la historia (...). Nuestros caminos se han separado, pero seguro que se volverán a juntar en algún momento". 

Dicho esto, Pablo Motos trató de ser incisivo y le preguntó directamente si mantiene relación con Messi. Piqué respondió breve y raso: "Sí, sí, sí, sí... siempre". "¿Charlando y tal?", insistió Motos, y Gerard dibujó una curiosa sonrisa en su rostro acompañada de otro "sííí...", antes de contestar a la siguiente pregunta del entrevistador: "¿Está bien allí o qué?". "Bueno, el cambiarse de ciudad y el adaptarse siempre es difícil, y más cuando llevas mucohs años viviendo en la misma ciudad... pero bueno, a mí me pasó también cuando me fui a Manchester (...) yo me fui con 17 años, solo, él se ha ido con toda su familia...", respondió un Gerard que, realmente, en ninguna de las tres respuestas dio algún detalle que no se supiera sobre Messi. 

"Me dolieron las palabras del presidente"

El mito viviente del Barça no ha querido generar un Tsunami hablando mal de Piqué, pero ha sido muy cuidadoso con esos detalles de no citarlo en sus declaraciones de agradecimiento o de echarlo de menos. Aspectos que si bien pueden pasar desapercibidos entre los aficionados, suponen una lectura muy clara dentro del vestuario.

Leo Messi y Joan Laporta se saludan en la Ciutat Esportiva / FCB

Leo Messi y Joan Laporta se saludan en la Ciutat Esportiva / FCB

Más contundente fue al referirse a las desafortunadas palabras de Laporta diciendo que Messi podría haber ofrecido al club la posibilidad de jugar gratis: "Hice todo lo posible por quedarme, nunca se me pidió que jugara gratis. Se me pidió que me rebajara el sueldo al 50% y lo hice sin ningún problema. Estábamos en disposición de ayudar al club. El deseo mío y de mi familia era el de quedarnos allí. Me parece que están fuera de lugar las palabras que dijo el presidente. Me dolieron porque es como sacarse la pelota de encima y no hacerse cargo de las consecuencias que tienen las cosas y además hace pensar a la gente y genera un tipo de dudas que creo que no me lo merezco". Unas declaraciones que si las hubiese hecho sobre Bartomeu habrían sido apertura en todos los medios deportivos catalanes. 

Cómplice de Laporta 

Es evidente que el enfado de Messi con Laporta es soberano. Y aunque el tiempo todo lo cura y podría ser que estas tensiones vayan a menos con el paso de los años, el crack rosarino ve a Piqué como el claro cómplice de la operación que lideró Laporta para sacarlo del Barça. Y así se lo ha hecho saber el entorno más cercano de Messi, donde incluso le dejaron algún pequeño recado a Rafa Yuste el día de su despedida. 

 
Hoy destacamos