Hablemos del Barça

Gerard Mateo, periodista de Culemanía

Los siete campos del Barça

Gerard Mateo

Gerard Mateo @gerardmateo

02.10.2019 00:00h

2 min

El otro día, Sergio, gran culemaniaco, me comentó que pasaría unos días en Barcelona y me pidió las localizaciones históricas del Barça en la ciudad. Había leído el artículo El Barça comete un error histórico, en el que mencioné la placa errónea que recuerda el campo de la calle Indústria, donde el equipo jugó entre 1909 y 1922. Fue el primer terreno que la entidad tuvo en propiedad, y allí triunfaron jugadores como Zamora, Paulino, Samitier y Sagi-Barba. Los cracks de la época.

Pero Sergio quería más. Le comenté que en la calle Montjuïc del Carme, esquina con Pintor Fortuny, otra placa recuerda, con más o menos precisión, el Gimnasio Solé, el lugar donde nació el FC Barcelona una tarde de 1899. Y un tercer rótulo, en la calle Numancia con Travessera de les Corts, apunta que allí estuvo el campo de Les Corts, el último feudo azulgrana antes de su traslado al Camp Nou. No hay más carteles, que yo sepa, aunque si el lector sigue en la ciudad, vamos a repasar todos los campos del Barcelona y sus localizaciones.

El primer terreno que utilizó el Barcelona fue el antiguo velódromo de la Bonanova, ubicado aproximadamente en la actual calle Modolell, 20, en Sarrià-Sant Gervasi. Hoy solo hay pisos, pero entonces estaba sin urbanizar, aunque tenía buenas comunicaciones por el paso del tren. El Barça compartía el alquiler del campo con el Català, y apenas estuvo allí un año, hasta finales del 1900. El poco entendimiento con el otro inquilino llevó a los dirigentes azulgranas a buscar nuevo emplazamiento. Lo encontraron en Horta-Guinardó.

En la calle Mas Casanovas, 55, sigue en pie el edificio –hoy es un colegio– que un día fue un hotel alejado del ajetreo de la ciudad. Un hotel cuyas estancias sirvieron al Barcelona como vestuarios y como enfermería otro año, hasta finales de 1901. El club arregló los terrenos de enfrente para practicar el fútbol, hasta que la construcción del Hospital de Sant Pau motivó otro cambio de sede. No se marchó muy lejos: a la calle Garcilaso, en Sant Andreu, en el conocido como campo de la carretera de Horta o Can Sabadell, donde resistió unos tres años; los propietarios de la parcela anunciaron que querían edificar.

El campo de la calle Muntaner, junto al Hospital Clínic, fue el cuarto del Barcelona en cinco años de vida. Sin embargo, los propietarios optaron por construir un velódromo –fue un fracaso; apenas estuvo abierto un año antes de recuperar el terreno la función futbolera–; en 1909 el Barça se marchó al mencionado feudo de la calle Indústria, a dos pasos de allí. Y, en 1922, a Les Corts, donde estuvo hasta su instalación en el Camp Nou (1957).

En total, siete campos son los que ha utilizado el Barça, sin olvidar que disputó algunos partidos en el parque de la Ciutadella y en La Foixarda (en Montjuïc). También se entrenó un verano en Can Pepet (al final del paseo de la Zona Franca), hasta que encontró Can Casanovas.

 

Hoy destacamos