Universo Blaugrana

Una foto de Arturo Vidal durante un partido del Barça / FCB

Una foto de Arturo Vidal durante un partido del Barça / FCB

Arturo Vidal, el guerrero que nunca falta en el Barça

El chileno ha sido criticado por su estilo de juego a lo largo de la temporada

Pau Beya Acero

14.06.2019 00:02h

2 min

Cuando se anunció el fichaje de Arturo Vidal muchos se echaron las manos a la cabeza. Sus características no encajan con lo que se suele conocer como perfil Barça. Destaca más sin balón que con él, tiene menos técnica que fuerza y su juego se adapta más al de un equipo vertical que a uno que mastica las jugadas como el FC Barcelona.

Le costó hacerse con un sitio en el equipo. En el inicio de curso pasó desapercibido, y era más protagonista por lo que decía en redes que por lo que hacía sobre los terrenos de juego. Con el paso de los meses ha tenido cada vez más minutos y se ha acabado convirtiendo en alguien de suma importancia en los esquemas de Ernesto Valverde. Su titularidad en los dos partidos frente al Liverpool así lo demuestra.

De hecho, el centrocampista fue uno de los pocos futbolistas que mostró algo de honor y orgullo en el pésimo tramo final de temporada que realizó el FC Barcelona. Fue uno de los mejores, junto con Messi, en la debacle de Anfield, marcó ante el Getafe y revolucionó el partido cuando entró tras el descanso en la final de Copa del Rey contra el Valencia.

Sustituto de Paulinho

El chileno no es ni el futbolista más técnico, ni el más talentoso ni el que tiene mejor visión de juego de la plantilla. De eso no hay duda. Pero suple y aminora todos esos defectos con entrega, compromiso y mucho trabajo. Se harta a recuperar balones y a cubrir las espaldas de sus compañeros. Siempre que está en el verde su intensidad despierta al equipo.

Una foto de Arturo Vidal durante un entrenamiento del Barça / FCB

Una foto de Arturo Vidal durante un entrenamiento del Barça / FCB

Fue petición expresa de Ernesto Valverde. El Txingurri no se refirió a él en ningún momento, pero tras la marcha de Paulinho al Guangzhou Evergrande el extremeño advirtió que el brasileño necesitaba un sustituto, y no hablaba solo de la posición, sino de lo que podía hacer sobre el terreno de juego.

El cambio salió a la perfección. El club azulgrana ingresó 48 millones de euros por Paulinho y pagó solo 18 por Vidal. Además, excepto en las cifras goleadoras, el chileno ha superado a su predecesor en todos los aspectos. Tiene un mayor tacto con el balón, aporta mucha más intensidad y siempre se aplica defensivamente y es el primero en ayudar al equipo. Eso al brasileño le costaba más.

Figura repetida

Paulinho Vidal no son los primeros futbolistas con un perfil más físico que técnico que han dado la talla con la camiseta azulgrana. Aunque acostumbraban a predominar los jugadores con tacto con el balón, el FC Barcelona siempre ha contado con centrocampistas de corte defensivo que destacaban más sin balón que con él.

Javier Mascherano despidiéndose de la afición / EFE

Javier Mascherano despidiéndose de la afición / EFE

El ejemplo más reciente es Mascherano. Se acabó adaptando a la posición de central, pero en un principio llegó como relevo de Sergio Busquets. Aunque si hay dos futbolistas con un perfil físico que brillaron al mismo nivel que los más técnicos, esos fueron Yaya Touré Seydou Keita. Ambos fueron claves en el primer año de Guardiola en el banquillo, y el maliense incluso ganó otra Champions en 2011. A decir verdad, pese a su físico portentoso también ostentaban mucha calidad en sus botas.

Edgar Davids, que revitalizó al FC Barcelona en el primer año de Rijkaard, sería otro ejemplo. Es evidente que Vidal y el resto de futbolistas mencionados en este artículo son menos atractivos para los espectadores que Xavi, Iniesta, Arthur y compañía, pero es innegable que son un perfil necesario para que al equipo le vaya bien.

 

Hoy destacamos