Universo Blaugrana

Dani Alves celebró su partido 400 con el Barça tras la contundente victoria ante el Madrid / FCB

Dani Alves celebró su partido 400 con el Barça tras la contundente victoria ante el Madrid / FCB

Los motivos de Xavi para sentar a Dani Alves

El técnico del Barça prescindió del brasileño y apostó por Araujo para frenar a Vinicius

Lluís Regàs @LluisRegas

21.03.2022 17:35h

1 min

Xavi Hernández le ganó la partida a Carlo Ancelotti. Descaradamente. Se lió el técnico italiano con la baja de Benzema y su apuesta por Modric como falso delantero centro, y acertó el entrenador del Barça al colocar a Ronald Araujo en la banda derecha y prescindir de Dani Alves.

¿Por qué Xavi apostó por Araujo en detrimento de Alves? Básicamente, porque el defensa uruguayo es mucho más rápido que el brasileño, que ya suma 38 años.

La baja de Benzema

El entrenador del Barça, ausente Benzema por lesión, tenía claro que debía neutralizar a Vinicius. Y el delantero brasileño es un futbolista con mucho descaro y velocidad. Alves hubiera tenido muchos problemas con su compatriota y Xavi se la jugó con Araujo. Eric García jugó como central y también cumplió sobradamente.

Ronald Araujo, uno de los goleadores del Barça en la visita al Santiago Bernabéu / EFE
Araujo celebra su gol en el Bernabéu, el segundo del Barça / EFE

Vinicius solo se escapó una vez de Araujo. El urugayo cumplió perfectamente las órdenes de Xavi. A diferencia de Alba, se prodigó muy poco en ataque, pero marcó el segundo gol al cabecear un saque de esquina. Ronald estuvo siempre pendiente de Vinicius y de corregir cualquier desajuste en la retaguardia. Sorprendentemente, no tuvo excesivo trabajo.

Partido muy completo

En el Bernabéu, Araujo firmó un partido muy completo. Impecable en defensa y goleador. Un gol que celebró con intensidad en plenas negociaciones con el club para renovar su contrato. De momento, las diferencias entre lo que pide el futbolista y lo que ofrece el club son importantes.

En el Barça saben que Araujo es el defensa del futuro. De él, Xavi dijo que es el futbolista que más ha progresado. El sacrificado en Madrid fue Dani Alves, que entró por Jordi Alba en el minuto 86. El brasileño apenas intervino, pero su felicidad era total. No siempre se cumplen 400 partidos con un 0-4 en el Bernabéu.

 
Hoy destacamos