Universo Blaugrana

Celebración del gol de Arthur con Arturo Vidal y Braithwaite / EFE

Celebración del gol de Arthur con Arturo Vidal y Braithwaite / EFE

Rakitic, Arthur y Arturo Vidal se reivindican en ausencia de De Jong

Setién sigue rotando a sus interiores sin tener un candidato claro para el once de gala

Guillem Andrés

23.02.2020 21:15h Actualizado: 23.02.2020 22:44 h.

2 min

Tras abandonar ya hace semanas el sistema del 3-5-2, Setién se ha afianzado al 4-3-3 en un dibujo que cada vez está dando más consistencia al equipo. A pesar de algunos silbidos que haya podido recibir el equipo, en general el conjunto ha sido más sólido y ha controlado los partidos. Ahora el Barça encara sus compromisos más importantes el martes contra el Nápoles en la ida de los octavos de final de la Champions y el domingo contra el Madrid en el Bernabéu.

Ante las numerosas bajas, Setién ya tiene su once de gala prácticamente formado a pesar que hay que ver si el técnico confía totalmente en Semedo y Junior en los laterales. Los otros jugadores serían Ter Stegen, Piqué, Lenglet, Busquets, De Jong, Messi, Griezmann y Ansu Fati. La única duda notable es quién será el tercer jugador que formará el centro del campo. Los candidatos son Rakitic, Arthur y Arturo Vidal. Contra el Eibar los tres salieron de inicio y ofrecieron un buen nivel.

Arthur en una acción de juego contra el Eibar / EFE

 

Los tres jugadores han ido teniendo continuidad con Setién pero no se han asentado unos cuantos partidos seguidos en la titularidad. Por un lado Arthur es el jugador que más se adecua al método tradicional del Barça, pero también es cierto que está temporada no está siendo especialmente acertado en sus encuentros y a menudo se le nota la falta de ritmo. Arturo Vidal, en cambio es todo lo contrario. Un jugador anárquico pero que ofrece garra al equipo. De esta manera el entrenador tiene que valorar hasta qué punto la intensidad que tiene el chileno compensa las carencias en la circulación de balón.

La decisión más equilibrada, por lo tanto, seguramente sería la de Rakitic. El croata fue una pieza fundamental con Valverde hasta que en esta temporada, después de estar a punto de dejar el equipo en verano, paso a tener un rol secundario. Sin embargo, poco a poco ha ido teniendo peso y cogiendo peso al equipo.

Modric y Rakitic, rivales en un Barça-Madrid | EFE

De Jong vuelve al mediocentro

En la segunda parte Quique Setién quiso dar descanso a alguno de los principales jugadores del equipo ante los siguientes compromisos frente el Nápoles y el Madrid. Busquets fue, juntamente con Piqué y Griezmann, uno de los jugadores que terminó el partido en el banquillo tras iniciarlo como titular. En su sitio salió Frankie De Jong que se posiciono como centrocampista. En un partido ya totalmente resuelto, el holandés no tuvo una gran trascendencia. Sin embargo, a falta de un recambio claro de Busquets, Setién ha ido dando continuidad al exjugador del Ajax en esta posición tanto para dar descanso al de Badía como por si en algún partido lo tiene que suplir por baja.

 

Hoy destacamos