Universo Blaugrana

Laporta ha prometido a Xavi Hernández que buscará dinero hasta "debajo de las piedras" / EFE

Laporta ha prometido a Xavi Hernández que buscará dinero hasta "debajo de las piedras" / EFE

El tridente de Laporta para que el Barça vuelva a ganarlo todo

El presidente tiene muy claro cómo encajar las piezas para devolver al club a la gloria deportiva

Carlos Domínguez @CarlosDomnguez1

19.02.2022 12:35h Actualizado: 19.02.2022 12:43 h.

2 min

Joan Laporta lo tiene claro. Si quiere que el FC Barcelona vuelva a vivir una etapa dorada como la que en su día logró con Guardiola en el banquillo, ha llegado la hora de apostar fuerte. El presidente acertó con la llegada de Xavi al banquillo y, además, tiene la suerte de haberse encontrado con una de las generaciones más prolíficas que se recuerdan en los últimos años en La Masia. Ahora, puede formar un tridente de locura con Haaland, Ansu y Ferran Torres.

De la nada han salido jugadores como Nico, Gavi, Abde o Mingueza, se ha fichado a otras jóvenes promesas como Eric García, Adama Traoré y Ferran Torres, sin contar con la presencia de un Ansu Fati en quien todavía hay depositadas muchas esperanzas pese a sus interminables lesiones.

Llegados a este punto, Laporta sabe lo que tiene que hacer. Y debe hacerlo rápido. La obsesión a medio plazo del máximo responsable del club, si las cuentas acaban saliendo, es lanzarse este verano a por el fichaje de Erling Haaland con todas las armas que tenga, no sólo económicas. Al noruego y a su agente, Mino Raiola, se les ofrecería un proyecto joven, talentoso y ganador, en el que él sería la estrella absoluta.

Un tridente joven y de ensueño

El objetivo es fichar a Haaland y dotar al Barça, así, de la única pieza que le falta en ataque: un killer de primer nivel mundial, con la certeza además de que podría rendir en el equipo durante más de una década. Con Haaland, Xavi sería capaz de formar un tridente de oro junto a Ferran Torres y Ansu Fati, siempre y cuando el español de origen bissauguineano deje atrás definitivamente sus problemas físicos.

Ansu Fati y Xavi Hernández, durante un entrenamiento / FCB

Ansu Fati y Xavi Hernández, durante un entrenamiento / FCB

Para ello, habrá que tentar a Mino Raiola y al padre de Haaland con suculentas primas de fichaje, además de terminar de convencer al jugador de que en ningún sitio estará mejor que en el Barça. La afición del Camp Nou le idolatraría desde el primer minuto, y no tendría que encontrarse en el vestuario con otras estrellas de máximo nivel con una posición similar, como podría pasarle si se fuese al Real Madrid y coincidiera allí con Mbappé.

Goles, marketing y gloria deportiva

El Barça recibiría con Haaland una explosión de ambición, convirtiéndose de golpe en favorito para todos los títulos. También regresaría a la senda de los mejores patrocinios y ocuparía la pole position del marketing futbolístico, dado el impulso mediático que significaría tener al noruego en el Camp Nou.

Laporta hará el esfuerzo, consciente de que el barcelonismo necesita volver a ilusionarse. Y de que en la plantilla actual existen los brotes verdes que complementarían a la perfección a un tridente de ensueño. Sólo falta la guinda. Y Haaland tendrá la última palabra.

 
Hoy destacamos