Cule-Brón

Shakira y la carta que ha recibido / FOTOMONTAJE DE CULEMANÍA

Shakira y la carta que ha recibido / FOTOMONTAJE DE CULEMANÍA

Shakira recibe una carta muy sentida: "Disculpa"

La cantante está muy presente en el pueblo colombiano

Redacción Culemanía @culemanias

10.11.2018 12:38h Actualizado: 27.05.2020 08:34 h.

3 min

Si se habla de personajes ilustres nacidos en Colombia, es imposible que no aparezca Shakira. Nacida en Barranquilla, la cantante se ha convertido en todo un referente dentro del mundo de la música e incluso llevando su labor más allá de los escenarios al colaborar con todo tipo de asociaciones.

Una foto de Shakira en su último concierto en Bogotá / Instagram

Una foto de Shakira en su último concierto en Bogotá / INSTAGRAM

Sin embargo, la exigencia del pueblo de Colombia no es fácil de saciar, por lo que en muchas ocasiones se ha criticado a Shakira por temas tan variados como el de su perdido acento colombiano. Pese a estas minucias, el trabajo de la artista colombiana no pasa desapercibido y la columnista del diario El Heraldo Marcela García Caballero, también hija de Barranquilla, le ha dedicado una carta que bien podría firmar cualquier colombiano o colombiana.

Una disculpa a Shakira

"Al árbol que más de frutos, más piedras le tiran. Nadie es profeta en su tierra. Uno no sabe para quién trabaja. Tres frases con las que, lastimosamente, creo que se puede sentir identificada Shakira cuando piensa en Colombia, en especial, cuando piensa en Barranquilla.

Sin lugar a dudas no ha habido, y dudo mucho que volverá a haber en los próximos años, una colombiana más exitosa que Shakira Isabel Mebarak. Su talento, su tenacidad, su perseverancia y, por supuesto, su buena suerte la han llevado hasta donde está, dejando a su vez a este país en lo más alto y poniendo en el mapa a la ciudad que la vio nacer.

Sin embargo, para nosotros nada es suficiente. Ni porque incluya el nombre Barranquilla en lo que terminó siendo una de las canciones más importantes de su carrera, ni porque ayudara y siga ayudando a cambiarle la cara a la nación ante el mundo, ni porque construya colegios en su tierra, ni porque venga hasta acá a grabar un vídeo musical y ni porque haga colaboraciones con otros artistas colombianos, siempre vamos a esperar más de ella. Siempre vamos a querer que sea más barranquillera, más colombiana, más ‘auténtica’.

Y me incluyo en este público pasado de calidad de exigente, porque a mi también a veces se me ha olvidado quién es ella, lo que ha logrado y el orgullo que nos ha dejado. Incluso llegué a trinar que me parecía ‘el colmo’ que no incluyera a su ciudad en esta gira (esto fue antes de que aceptara venir a la inauguración de los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2018) y que no hubiese venido al Carnaval en más de una década. Qué equivocada estaba.

Sí, aún quisiera que viniera más (como nos pasa a miles), pero no por eso tenemos el derecho a criticarla. La verdad es que luego de que cantara en la inauguración de los Juegos y luego de ver su genuina emoción cuando hizo su concierto en Bogotá (algo que no hacía hace seis años), no puedo evitar sentirme culpable por haber osado en acusarla de no ser ‘tan colombiana’. Sí, tiene un acento raro (una mezcla entre lo que le quedó del costeño con lo que le han quedado de los hombres de su vida) y quizás jamás volverá a hacer una presentación en nuestra Arenosa (creo que tiene que ver bastante con su última experiencia), pero me conformo con eso y me quedo con lo que realmente hace por sus raíces.

Así que sí, no me importa que no use palabras como ‘ajá’, que le parezcan ‘güay’ las cosas, en vez de que le parezcan bacanas, que sea más hincha del Barça que del Junior y que a veces se le salgan expresiones netamente argentinas, pues nada de eso le suma ni le resta a la hora de contribuir a cambiarle la reputación a este país. Como sí lo hace, por el contrario, construir colegios, luchar por la educación de los niños colombianos, mostrar el Carnaval ante el mundo y hacer que Colombia sea vista como una nación diversa, exótica, llena de gente honrada e inmensamente talentosa.

Porque hay que aceptar que si no fuese por ella, por su música, por su éxito y su amor por su tierra, el mundo no supiera que ‘en Barranquilla se baila así’. Y, por ende, todos le debemos una disculpa".

 
Hoy destacamos