Culemaníacos

Ladislao Kubala en un partido del Barça / ARCHIVO

Ladislao Kubala en un partido del Barça / ARCHIVO

19 años de la muerte del mítico Kubala

El legendario futbolista húngaro falleció el 17 de mayo de 2002

Pau Beya Acero @pbeya96

17.05.2021 20:59h

2 min

"Me acaban de comunicar que Kubala ha muerto". Así anunció Joan Gaspart el fallecimiento de Ladislao Kubala el 17 de mayo de 2002. La leyenda magiar murió mientras el FC Barcelona presentaba a Louis van Gaal como entrenador del primer equipo. Se interrumpió la rueda de prensa y se guardó un minuto de silencio en memoria del mito.

La noticia del deceso del exfutbolista húngaro golpeó al mundo del fútbol y las condolencias no se hicieron esperar. Alfredo di Stéfano, coetáneo de Kubala, referente del Real Madrid y gran amigo de Laszi, lamentó su fallecimiento apuntando que "era un fenómeno, uno de los grandes del fútbol".

La saeta rubia fue una de las muchas personalidades que acudió al funeral de Kubala. Hubo jugadores ilustres del FC Barcelona como Eduardo ManchónEstanislao Basora, Luis Suárez Antoni Ramallets, así como Paco Gento Emilio Butragueño, que acudieron en representación del Real Madrid.

El primer ídolo

Ladislao Kubala fue el primer gran ídolo del barcelonismo y una de las personas más importantes en la historia de la entidad. Nacido el 10 de junio de 1927 en Budapest, militó en el Ganz Torna, el Ferencvaros, el Bratislava, el Vasas y el Aurora Pro Patria 1919 antes de fichar por el FC Barcelona en 1950.

Kubala, en su debut oficial con el Barça ante el Sevilla | Archivo

Kubala, en su debut oficial con el Barça ante el Sevilla | Archivo

Su llegada cambió la historia del club azulgrana. No debutó hasta 1951, lo que no fue un impedimento para convertirse en el líder del legendario Barça de las cinco Copas en la temporada 1951-1952. El equipo catalán levantó la Liga, la Copa de España, la Copa Eva Duarte, la Copa Latina y la Copa Martini&Rossi.

Fue también el referente del conjunto que levantó la Copa de Ferias en 1958 y posteriormente en 1960. Únicamente se le resistió la Copa de Europa. Alcanzó la final en la edición de 1961, en la que el Barça cayó ante el Benfica. Los culés se toparon con el palo hasta en cuatro ocasiones. 

Colgó las botas en 1962 con cuatro Ligas, cinco Copas del Rey, dos Copas Eva Duarte, dos Copas de Ferias, una Copa Latina y una Copa Martini&Rossi. Se retiró siendo el segundo máximo goleador de la historia del FC Barcelona con 194 goles. Solo Messi y Luis Suárez, aparte de César, le han podido superar.

Periplo por el Espanyol

Kubala tomó el mando del Barça como entrenador en la temporada 1962-63, pero fue destituido tras un mal inicio. Quiso volver a jugar, pero la directiva se negó. El mito magiar, ofendido, fichó por el RCD Espanyol y volvió a vestirse de corto. Jugó tres campañas en el equipo blanquiazul, hasta 1965, año en que fichó por el Zurich. Tras dos años en el cuadro suizo, cerró su carrera en los Toronto Falcons a los 40 años.

Imagen de las estatuas de Cruyff y Kubala en el recinto del Camp Nou / Culemanía

Imagen de las estatuas de Cruyff y Kubala en el recinto del Camp Nou / Culemanía

En los tres clubes ejerció como jugador-entrenador, lo que sirvió como transición definitiva hacia su nueva etapa. Después de colgar definitivamente las botas, entrenó al Córdoba y posteriormente cogió las riendas de la selección española, a la que dirigió durante once años, entre 1969 y 1980. Ese año volvió al FC Barcelona pero solo estuvo una temporada, hasta 1981.

Tras salir del Barça, entrenó al Al-Hilal saudí, a Elche, Murcia Málaga en España y cerró su carrera como entrenador en la selección de Paraguay en 1995. Casi toda una vida dedicada al fútbol, deporte del que es considerado uno de los mejores de la historia. El mundo del fútbol y el barcelonismo le siguen recordando 19 años después de su fallecimiento.

Hoy destacamos