Merengadas

Una imagen de archivo de un Barça-Madrid / EFE

Una imagen de archivo de un Barça-Madrid / EFE

El jugador del Barça más odiado en el Real Madrid (y no es Piqué)

Un azulgrana en especial desata las iras de los aficionados merengues

Yago González

26.10.2018 20:14h Actualizado: 26.10.2018 21:26 h.

3 min

La sola mención de la palabra Barça es suficiente para sacar de quicio a buena parte de la afición del Real Madrid. Y ya si nombramos a algunos de los jugadores culés podríamos terminar por desatar las iras de varios forofos. Gerard Piqué es un habitual en la lista de enemigos públicos de la hinchada merengue, en gran medida por sus declaraciones políticas. Pero si nos ceñimos al plano puramente deportivo el jugador más odiado por los blancos es Luis Suárez.

El ariete charrúa levanta ampollas entre la afición del Real Madrid. Los blancos se muestran especialmente quejumbrosos por la agresividad del jugador en algunos partidos. Luis Suárez es un nervio, puro carácter, y su empuje le lleva en ocasiones a buscar el contacto con el rival. En el fragor del partido, no teme a nadie ni a nada. Se lanza a por el balón como si le fuese la vida en ello. Es puro coraje. Pero en Chamartín se quejan de una supuesta benevolencia con la belicosidad del uruguayo.

Los más odiados

Muchos merengues sitúan a Luis Suárez a la altura de Raúl García, en cuanto a inquina se refiere. El jugador del Athletic también levanta las iras de la afición blanca por las mismas razones: va al límite en algunas jugadas. Raúl García tiene fama de tipo duro, de los que reparte leña sobre el campo. En el encuentro que enfrentó al Real Madrid contra el Athletic en San Mamés el pasado 15 de septiembre, Raúl García desquició a la afición. Y su empuje permitió a los bilbaínos sacar un punto.

En el punto de mira

Esta temporada Luis Suárez ya fue objeto de duras críticas por su actuación ante el Girona. Entre otras cosas por el empujón que le propinó a Portu cuando este incordiaba el lanzamiento de una falta favorable al Barça. La acción se saldó con tarjeta amarilla para el ariete del Girona, mientras que el azulgrana no recibió penalización ninguna. En Chamartín se hacen cruces porque Luis Suárez no ha sido nunca expulsado en ninguno de los partidos de Liga que ha disputado con el Barça.

El historial negro del charrúa

Luis Suárez tiene un largo historial de polémicas, que le ha acarreado mala fama por medio mundo. El historial negro del charrúa comenzó en 2010 cuando militaba en el Ajax con el mordisco sobre Otman Bakkal, centrocampista del PSV Eindhoven. Continuó en Inglaterra, primero con las acusaciones de racismo de Evra, después con un segundo mordisco al defensa del Chelsea Ivanovic. En 2013 la revista norteamericana Bleacher Report redactó un informe que situaba al futbolista uruguayo, entonces en el Liverpool, como el más odiado del fútbol europeo.

Luis Suárez y Sergio Ramos se enfrentan en el Barça - Real Madrid más vigilado / EFE

Una foto de archivo de Luis Suárez y Sergio Ramos durante un clásico / EFE

En 2017 la revista británica Four Four Two publicó una lista con las 50 personalidades vinculadas al mundo del fútbol más odiadas, según la opinión de sus periodistas. Joseph Blatter encabezaba el ranking, seguido por Mourinho, y Luis Suárez se situaba en decimosexta posición.

Que sigan odiando

En todo caso, y más allá de las inquinas personales, la afición del Real Madrid también odia a Luis Suárez por sus goles. El uruguayo le ha endosado seis goles a los blancos en diez clásicos disputados, el último el seis de mayo de este año con empate a dos en el Camp Nou. Bueno sería para el Barça que la afición merengue siga odiando aún más a Luis Suárez a partir del próximo domingo.

 
Hoy destacamos