Palco

Jordi Mestre en su etapa como vicepresidente del Barça / EFE

Jordi Mestre en su etapa como vicepresidente del Barça / EFE

Jordi Mestre rompe el silencio tras el calentón que estalló con su dimisión

El que fuera vicepresidente deportivo de los culés de 2014 hasta verano de 2019 comentó su dimisión en una entrevista

Redacción Culemanía @culemanias

11.02.2020 11:57h Actualizado: 11.02.2020 12:10 h.

3 min

Jordi Mestre ha roto su silencio en una entrevista en Mundo Deportivo medio año después de su dimisión como vicepresidente deportivo del FC Barcelona. El directivo ocupó este cargo de gran responsabilidad en 2014, cuando Josep Maria Bartomeu cogió el rol de presidente, y duró hasta este verano, momento en que se despidió a Pep Segura como mánager general.

El empresario reconoció que su decisión fue consecuencia directa de ese despido: “Llevaba un año a contracorriente de un sector de la junta a nivel deportivo y creí que era mejor dar un paso atrás. No quería salir mal de club ni enemistarme con nadie. Los comentarios eran contra Pep Segura y yo aposté fuerte por él. Me sentí implícitamente cuestionado y decidí salir”.

El directivo cree que se fue injusto con los miembros de la secretaría técnica culé. “El equipo de Òscar Grau, Pep Segura, Eric Abidal y Ramon Planes se dejó la piel el último mes para cuadrar el presupuesto. Hicieron su trabajo, sí, y para eso cobran, también. Pero ni el más mínimo reconocimiento. Ni una palabra. Y luego vino el acoso y derribo a Pep Segura”, explicó.

Jordi Mestre posa con Abidal y Pep Segura / EFE

Jordi Mestre posa con Abidal y Pep Segura / EFE

Jordi Mestre reconoce que la dirección deportiva siempre está vigilada de cerca por los objetivos económicos y que eso limita las acciones. Sobre eso comentó que “Òscar Grau -CEO del club- tiene un papel que no es fácil: está en una batalla entre deportiva y económica. Se priorizan siempre los objetivos deportivos pero los números -el presupuesto- debe cuadrar. La junta se lo ha exigido siempre”.

Insitió en que "algún medio ha dicho que estaba allí por amistad, y sí, me lo propusieron Sandro y ‘Barto’ en el 2010, pero la gente del club sabe perfectamente mi compromiso y dedicación con mi tarea". Culemanía ya explicó en verano que hacía tiempo que valoraba la dimisión y está llegó al final por varias circustancias.

Pep Segura fue uno de los centros de la diana por su planificación deportiva en el mercado invernal. Se fichó a Kevin-Prince Boateng y a Jeison Murillo: “Se han criticado pero el mensaje de la junta era siempre ‘no hay pasta’. Y Pep siempre ha sido muy disciplinado con ese mensaje desde que entro en el club, ya con el Barça B”.

Niega ser presidenciable

El que fue vicepresidente deportivo salió del club al sentirse cuestionado y reconoce “tener muchos proyectos” pero ninguno de ellos contempla volver a primera línea mediática y presentarse como candidato a las próximas elecciones previstas para 2021.

Bartomeu, Valverde y Jordi Mestre sellan la renovación del entrenador / FC BARCELONA

Bartomeu, Valverde y Jordi Mestre sellan la renovación del entrenador / FC BARCELONA

Nunca he tenido pretensión de ser presidente del Barça. Me lo ofrecieron, pero decliné. Sé perfectamente lo que supone ser presidente. He convivido con dos. No le podría dedicar el tiempo que requiere. Ha sido una etapa fantástica pero siempre he tenido muy claro cuál era mi posición”, añadió.

Abierto al regreso de Neymar

Jordi Mestre será recordado por sus palabras en 2017 con su “Neymar se queda al 200%”. Días más tarde, el PSG abonaba los 220 millones de cláusula y ponía fin a su etapa como azulgrana. “En ese momento nadie sabía que se iría porque no se lo dijo a absolutamente nadie del club”, apuntó.

Sobre un posible regreso del brasileño, le abrió las puertas de nuevo, pero añadió un "pienso que, si Neymar tuviese que volver tendría que hacer un acto de contrición, retirar la demanda contra el club, fustigarse, pedir perdón, asumir su error y, por supuesto llevar una vida casi monacal”.

Neymar, en el partido ante el Montpellier | EFE

Neymar, en el partido ante el Montpellier | EFE

Entre los culés existe la división entre el posible regreso del extremo. “El socio debe valorar si prioriza valores o títulos. Pienso que es un acto de reflexión personal de cada uno según su conciencia”, apuntó sobre ese debate. Para el empresario catalán el regreso de Ney es clave para volver a ser ganadores.

 

Hoy destacamos