Palco

José Elías y Joan Laporta en un fotomontaje / Culemanía

José Elías y Joan Laporta en un fotomontaje / Culemanía

José Elías desvela su primera discusión con Laporta

El presidente de Audax es uno de los avaladores del nuevo presidente del Barça

Redacción Culemanía @culemanias

31.03.2021 12:13h

2 min

José Elías es uno de los nombres importantes del inicio del segundo mandato de Joan Laporta en el FC Barcelona. A título individual puso unos 17 millones de euros a los 124,6 para el aval del nuevo máximo mandatario. En una entrevista en la Agencia EFE, en la que cargó contra Jaume Giró y desveló el cargo que ocupará en el Barça, explicó cuál fue su primera discusión con el abogado.

El presidente y propietario de Audax Renovables comentó que solo han tenido un encontronazo, a modo de aviso: “La única discusión que hemos tenido es que no queremos líos, los de Audax no queremos salir salpicados. El mundo del fútbol es muy complejo y hay que llenar muchas páginas de diario cada día”.

Eduard Romeu y José Elías en un acto con Audax / Redes

Eduard Romeu y José Elías en un acto con Audax / Redes

Y añadió con modo altivo un “el Barça es un escaparate mundial que te permite estar en el foco y eso significa muchas veces hacer negocios, algo que a mí no me preocupa. Yo sigo desayunando por 2 euros y medio en el bar de aquí abajo, y tengo dinero para vivir 50 vidas con el ritmo de vida que llevo. Además, ya me he comprado el Lamborghini y el helicóptero, con lo cual no tengo ningún interés en almacenar más dinero”.

Ideología y manera de hacer

José Elías apuntó que la frase que mejor le define es la de “búscate la vida”. “Cualquier empleado te dirá que es la frase que me define. Sé delegar mucho. Confío mucho o no confío nada. Pero si confío te doy mucha libertad y tengo mucha gente fiel que convierte al equipo en algo muy estable”, añadió.

El empresario y el abogado han evitado hablar de política, un campo donde pueden chocar viendo la ideología de uno y de otro. “Nunca he hablado con él ni de política ni de independentismo, y eso que hemos hablado unas 15 veces”, quiso dejar claro el propietario de Audax.

Laporta, presidente del Barça,  junto a sus avalistas José Elías y Eduard Romeu | EFE

Laporta, presidente del Barça,  junto a sus avalistas José Elías y Eduard Romeu | EFE

Se definió políticamente con un “no soy independentista. Mi mentalidad es sociata. Creo que Xavier García Albiol lo está haciendo muy bien en Badalona y entiendo a quien ha visto la independencia como una salida a un problema sin solución”. Una mezcla de ideas políticas difíciles de encajar.

José Elías siempre apunta que es un tipo de barrio, muy sociable, y lo dejó claro con un “prefiero ser sociable que listo, no me considero inteligente, sino espabilado. Yo cuando sacaba más de un 6,5 en la facultad me cabreaba porque pensaba que podía haber estado más tiempo jugando al futbolín en el bar. Mis amigos son los de hace 20 años, con los que sigo comiendo una barbacoa el sábado en su casa y al siguiente en la mía”.

Su papel en el Barça

En esa entrevista, José Elías apuntó que tendrá un rol en la Comisión del Espai Barça y que quiere participar en el área de medio ambiente y sostenibilidad, un campo que domina. Sobre las pocas semanas que lleva vinculado al club, comentó una frase que no pasó por alto: “Soy un vecino que no genera indiferencia, pero el Barça me ha permitido comprar el piso y a partir de ahora no tengo ningún interés en salir en los periódicos todos los días”. Pese a sus palabras, aparece periódicamente en los medios de comunicación.

Una imagen de archivo de José Elías / Redes

Una imagen de archivo de José Elías / Redes

También se mostró seguro de sí mismo y de no tener que ocultar nada por mucho que busquen: “Desde que aparecimos en la escena del Barça nos han buscado trapos sucios, pero yo no tengo ninguna alfombra que levantar ni le debo nada a nadie porque nadie me ha ayudado”.

Finalmente, descartó financiar él el Espai Barça aunque reconoció que “sería un honor para mí, pero yo no tengo tanto dinero como para pagar eso. Yo no tengo 350 millones para ponerle el nombre al Camp Nou” y un “no sé si hubiese puesto 70 millones --al aval de Laporta--, sinceramente”.

 
Hoy destacamos