Palco

Gerard Piqué, en un acto | EFE

Gerard Piqué, en un acto | EFE

Piqué marca el camino del vestuario en la rebaja salarial

El central catalán renovó su contrato hace unas semanas tras bajarse el sueldo de este curso

Oriol Quintana @urikingkat

21.11.2020 02:51h

2 min

Gerard Piqué marca el camino a seguir por la junta directiva de la FC Barcelona. El central azulgrana renovó el pasado 20 de octubre con la entidad azulgrana, todavía con Josep Maria Bartomeu, hasta verano de 2022. El jugador aceptó rebajarse la mitad del sueldo durante esta temporada y recuperarlo las siguientes.

El 3 se guarda la posibilidad de ampliar su contrato dos años más, hasta 2024, si disputa el 35% de los partidos de cada temporada previa. Esta es una de las fórmulas que más convencen a los veteranos de la primera plantilla, pero no hay vacas sagradas, a parte de Leo Messi, que terminen contrato en pocos meses.

Atención a Busquets y Alba

Dos pesos pesados a los que les podría interesar esa fórmula de Gerard Piqué son a Sergio Busquets y Jordi Alba. Ambos siguen siendo imprescindibles y podrían aprovechar esa cláusula para seguir vinculados al club varios años más. El único pero gran inconveniente es que tienen ya firmados contratos de larga duración.

Piqué, Busquets y Jordi Alba, del Barça, en una imagen de archivo / EFE

Piqué, Busquets y Jordi Alba, del Barça, en una imagen de archivo / EFE

El centrocampista, que percibe unos 20 millones de euros brutos aproximadamente por temporada, firmó su renovación en septiembre de 2018 y termina contrato en junio de 2023. A sus 32 años, hay quienes opinan que va pidiendo a gritos el banquillo en favor de Frenkie de Jong y Miralem Pjanic.

El caso de Alba (31 años), es muy parecido. Renovó su contrato en febrero de 2019, meses después que Busquets, y firmó hasta 2024. Termina contrato dentro de cuatro temporadas y sigue siendo un indiscutible. En ambos casos sería casi impensable que ambos prolongaran más su vinculación.

¿Qué jugadores podrían acogerse?

Con Piqué marcando el camino y Alba y Busquets prácticamente descartados para esa fórmula, los culés soñarían que fuera Leo Messi quien firmara una renovación de ese tipo. De momento, el argentino no está por la labor y está más a fuera que a dentro de la entidad. Queda libre en 2021.

El jugador más próximo a la finalización de su vinculación que podría estar interesado en una fórmula similar es Sergio Roberto (28). Es veterano, importante y termina contrato en junio de 2022. No sería nada descartable una renovación con una rebaja salarial esta temporada.

Sergi Roberto durante el partido del Barça contra el Dinamo de Kiev / FC Barcelona

Sergi Roberto durante el partido del Barça contra el Dinamo de Kiev / FC Barcelona

También ese año terminan contrato jóvenes como Carles Aleñá, Ousmane Dembelé, Ansu Fati, Pedri González y Konrad de la Fuente, todavía en el filial. Llama la atención el caso de Riqui Puig, sin apenas participación en el primer equipo, que quedaría libre en junio de 2021.

 
Hoy destacamos