Universo Blaugrana

El Barça, unido, celebrando el triunfo contra el Nápoles en la Europa League / FCB

El Barça, unido, celebrando el triunfo contra el Nápoles en la Europa League / FCB

El Barça vuelve a jugar en Europa

Xavi recupera la mejor versión del equipo tras las decepciones de París, Turín, Roma, Liverpool, Lisboa y Múnich

Víctor Malo @VMalo8

25.02.2022 01:37h Actualizado: 25.02.2022 13:43 h.

2 min

París, Turín, Roma, Liverpool, Lisboa, Múnich... El FC Barcelona llevaba demasiado tiempo sin competir al más alto nivel. Graves derrotas y ridículos espantosos en la Champions League desde 2017 sin tregua. Por fin, el equipo ha vuelto a jugar en Europa. 

Han sido cinco años de declive, dolor y decepción. Cinco años en que el equipo iba perdiendo, de ridículo en bochorno, y se iba degradando también el nivel de sus delanteros. Del Neymar-Suárez-Messi de 2017 al Luuk de Jong y Memphis Depay (contra el Benfica en Lisboa) o el Dembelé-Memphis-Dest del porrazo de la escuadra de Xavi en Múnich (diciembre de 2021). El Barça se había olvidado de jugar y tras mucho tiempo de batacazos a domicilio, este jueves demostró que todavía recuerda cosas. Que puede volver a competir. 

Piqué recupera algo de humildad

Se habían puesto las cosas muy feas, como dijo Gerard Piqué al término de la exhibición del Barça en Nápoles (2-4), porque "se tomaron decisiones equivocadas en todos los ámbitos". Especialmente con la inflación de los salarios de los jugadores, que iban cobrando progresivamente más dinero al tiempo que disminuía su rendimiento deportivo sin que fuesen capaces de aceptarlo ni de comprender que su altivo ego les hacía exigir más salario del que se merecían y, sobre todo, del que el Barça se podía permitir. La directiva de Bartomeu no supo echarles el freno.

Piqué: "Siempre me han tirado para atrás y la verdad que me lo he pasado bien"" />

Por suerte para el culé, como también comentó el defensa tras el partido en San Paolo, todo ello ya forma parte del pasado y ahora hay que seguir construyendo en clave de futuro. El central fue duro con el ayer pese a su estado optimista tras el abultado triunfo y reconoció que el equipo "se había olvidado de competir". Pero también señaló que "estamos volviendo, ya estamos en el camino". Piqué dejó de lado su cara gamberra y polémica, y recuperó su intermitente clarividencia para señalar el nuevo objetivo del curso: conquistar la Europa League

Objetivo Europa League 

Aunque muchos culés todavía se empeñan en despreciar la segunda categoría europea, obsesionados únicamente con acceder a la cuarta plaza de la Liga para asegurar el pase a la Champions, la realidad es que el análisis competitivo promete un Barça mucho más fuerte si además de pelear por la mejor clasificación posible en el torneo doméstico se puede centrar en la conquista de un título que ilusiona. Un título nunca conquistado hasta la fecha en la historia del club y que puede simbolizar un hito en el palmarés de la entidad, no solo por agrandarlo, sino por mantener el recuerdo de lo que pasa cuando no se hacen las cosas bien, cómo ha ocurrido en los últimos años.

Llegó la hora de que los jugadores vuelvan a estar unidos y remen juntos en torno a un entrenador que se erige como firme defensor de la idea de juego que debe devolver al Barça a la excelencia que refleja su historia. Desde la humildad, como reclamó Xavi en una preventiva rueda de prensa donde recordó a la versión más prudente del Pep Guardiola que se volcaba en rebajar la euforia, el Barça debe volver a donde se merece. Ya tocaba jugar en Europa. 

 
Hoy destacamos