Universo Blaugrana

Paul Pogba en un partido del Manchester United / EFE

Paul Pogba en un partido del Manchester United / EFE

Confidencial Pogba: la charla secreta para fichar por el Barça

Mino Raiola hizo de intermediario entre Abidal y el Manchester United

Redacción Culemanía @culemanias

08.09.2018 14:48h

2 min

La historia del fichaje frustrado de Paul Pogba por el FC Barcelona no es ni tan dramática, ni tan sensacionalista como la que protagonizó Antoine Griezmann este verano. Pero va camino de convertirse en otro culebrón de largo alcance.

Eric Abidal, secretario técnico del Barça, movió los hilos para camelarse al centrocampista galo, líder sin brazalete de la selección de Francia, campeona del mundo. Y lo consiguió.

Abidal, que además de tener una magnífica relación con Pogba tenía el contacto de su agente, Mino Raiola, desde que se presentó a las elecciones del Barça de la mano de Joan Laporta en 2015, puso en marcha la ofensiva. El representante del jugador estaba a favor de llevar a cabo la operación.

Raiola se encargó de hacer llegar al Manchester United la posibilidad de salir en verano, mientras que Abidal también se puso en contacto con el club inglés. Y lo hizo después de hablar con el jugador y tener la certeza de que le encantaba la idea de fichar por el Barça.

Pogba, que en una ocasión se refirió a Messi con elogios de otro planeta –“Messi me hace amar el fútbol. Siempre será mi ídolo, como jugador y como persona”–, estaba más que dispuesto a cambiar Manchester por Barcelona.

Ed Woodward fue claro: Pogba antes que Mou

Sin embargo, los red devils fueron tajantes en la negativa a liberar a Pogba. Tan solo una cifra desorbitada y las medidas de presión del centrocampista habrían podido abrirle la puerta. Pero ni el interés del Barça por ficharlo era tan fuerte, ni el de Pogba por venir al Camp Nou.

La conversación fatídica se produjo con Ed Woodward. El director general del Manchester United tiró por los suelos de un plumazo la teoría de que Paul quería salir porque no se entendía con Mourinho.

El ejecutivo apeló a la paciencia y dio una respuesta sentenciadora: en caso de tener que elegir, en Old Trafford prefieren tener a Pogba que a Mou.

Ed Woodward y José Mourinho, capos ejecutivos del Manchester United

La continuidad del entrenador portugués no está ni mucho menos asegurada en Manchester. Su mal arranque de curso le sitúa de pleno en la diana. Pogba está dispuesto a esperar.

Palabra de Pogba

En esta línea se enmarcan las últimas declaraciones que pronunció en la convocatoria con Francia: “Mi futuro está actualmente en Manchester, todavía tengo un contrato. Estoy jugando allí en este momento, pero quién sabe qué sucederá en los próximos meses”.

El crack galo también se refirió a su relación con Mourinho: “Tenemos una relación pura entre entrenador y jugador, pero una cosa puedo asegurarte, siempre daré el cien por cien, no importa qué entrenador siempre lo doy todo por el United”.

El efecto Zidane

De septiembre a diciembre pueden pasar muchas cosas. Si las relaciones con Mourinho se agravan y no lo echan del club –su despido supone una indemnización de 12 millones de libras esterlinas–, Pogba hará todo lo posible por recalar en el Barça.

En caso de que Mourinho no se coma los turrones, las opciones para que Pogba siga en Old Trafford serán mucho mayores. Especialmente si aterriza Zinedine Zidane en el banquillo.

 
Hoy destacamos