Universo Blaugrana

Los futbolistas del FC Barcelona se hacen la foto protocolaria antes del duelo frente al Liverpool / EFE

Los futbolistas del FC Barcelona se hacen la foto protocolaria antes del duelo frente al Liverpool / EFE

Los cuatro pesos pesados del Barça que tendrán competencia de verdad la próxima temporada

El nivel de algunos futbolistas ha bajado debido a la ausencia de un jugador que les compitiera el puesto

Pau Beya Acero @pbeya96

10.05.2019 19:59h

2 min

Con nada más que la Copa del Rey en juego, la dirección deportiva del FC Barcelona está totalmente centrada en la planificación de la próxima temporada. El batacazo de Anfield es irreversible, pero la entidad azulgrana ya se ha puesto manos a la obra para evitar que los errores de esta campaña (y la anterior) se repitan.

Uno de los grandes problemas del curso actual, que se plasmó de nuevo en el duelo frente al Liverpool, es que ciertos futbolistas, consciente o inconscientemente, se han acomodado debido a la ausencia de un jugador que les compita la titularidad. Se saben indiscutibles, lo que ha provocado que en ciertos tramos del año hayan bajado el pistón.

En este apartado hay tres grandes señalados: Luis Suárez, Jordi Alba, Sergio Busquets. Han fallado en momentos puntuales de la temporada pero han seguido en el once debido a la ausencia de un futbolista que pudiera reemplazarlos. Todos ellos superan ya la treintena y aunque sigan siendo titulares, necesitarán descansar de forma habitual. Además, Piqué, aunque ha dado un gran rendimiento, verá comprometida su titularidad con la llegada de De Ligt.

La sequía de Suárez

No es que el cataclismo de Anfield haya cambiado en exceso la planificación en la delantera, pues ya hace muchos meses que el club catalán piensa en un futbolista que pueda sustituir a Luis Suárez. Ni Munir primero ni Boateng después han sido capaces de poder relevar al uruguayo con las garantías que requiere un club como el FC Barcelona.

Luis Suárez durante el partido del FC Barcelona en Anfield / EFE

Luis Suárez durante el partido del FC Barcelona en Anfield / EFE

Por muy mal que lo hiciera, el tenía su puesto asegurado. Pese a su sequía en la Champions League (un gol en toda la edición, no marca fuera de casa desde 2015) siguió siendo la referencia ofensiva. Esto lo pondría en peligro la llegada de Antoine Griezmann, cuya cláusula de rescisión descenderá hasta los 120 millones de euros el próximo verano.

Un 'rival' para Busquets

Otro de los futbolistas que no ha rayado a su mejor nivel esta campaña ha sido Sergio Busquets. En Old Trafford Anfield el de Badia del Vallès se vio totalmente superado por el centro del campo rival, sin lucidez para dar salida al balón y con algunas pérdidas de balón comprometedoras.

Sergio Busquets ante Paul Pogba en el partido contra el Manchester United EFE

Sergio Busquets ante Paul Pogba en el partido contra el Manchester United EFE

El mediocentro tendrá una competencia feroz a partir del próximo verano: Frenkie de Jong. El holandés es ya una estrella del fútbol mundial y puede jugar en las tres posiciones de la medular, aunque en la que más destaca es en la de pivote. El tulipán y el catalán son compatibles, aunque el primero podría relevar al segundo sin problemas.

Alba y Piqué, en las fotos

Por lo que respecta a Jordi Alba, su temporada era intachable hasta los dos errores infantiles que cometió en los dos primeros tantos del Liverpool. Uno en la primera mitad y otro en la segunda. El último no se habría producido en caso de contar con un recambio de garantías como podría ser Filipe Luis o Alberto Moreno.

Jordi Alba lamenta el tercer gol del Liverpool / EFE

Jordi Alba lamenta el tercer gol del Liverpool / EFE

De los nombres mencionados, el que ha cuadrado un mejor curso es Gerard Piqué. El catalán ha sido el gran referente defensivo azulgrana sobre el terreno de juego y lo ha jugado prácticamente todo. Pero como sucede en el caso de Alba en los dos primeros tantos, sale en la foto del tercer gol del Liverpool. El club catalán reforzará el eje de la zaga con el fichaje de Matthijs de Ligt.

Las denominadas por el argot futbolístico como vacas sagradas verán comprometida su titularidad la próxima campaña. El objetivo está claro: que desastres como el de Anfield no se repitan.

 

Hoy destacamos